MENÚ
lunes 25 marzo 2019
14:36
Actualizado

La fecha elegida por el presidente coincide con el encuentro España-Suiza en Durban (16:00 horas)

La reforma laboral llegará con el debut de España en el Mundial

Zapatero anuncia que aprobará el decreto el 16 de junio haya o no acuerdo con los agentes sociales.

  • Zapatero aprobará la reforma laboral el 16 de junio, con o sin acuerdo
    Zapatero aprobará la reforma laboral el 16 de junio, con o sin acuerdo
Madrid.

Tiempo de lectura 4 min.

02 de junio de 2010. 14:14h

Comentada
Madrid. 2/6/2010

El jefe del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, hará coincidir la aprobación de la reforma laboral, con o sin consenso, con el debut de España en el Mundial de fútbol de Suráfrica el 16 de junio. Así lo confirmó ayer tras reunirse con el primer ministro paquistaní, Yusuf Raza Guilani. Así, Zapatero volvió a enmendar la plana en menos de dos semanas a su vicepresidenta segunda, Elena Salgado, quien un día antes dijo que los agentes sociales disponían de tiempo para pactar la reforma hasta finales de junio.


La primera vez que rectificó a Salgado fue el 24 de mayo. En esa jornada, cambió la fecha de entrada en vigor de la prohibición de los ayuntamientos a endeudarse, después de admitir que no fue un error que en el decreto del tijeretazo figurara el 1 de junio de este año, como argumentó Salgado.

Acuerdo más lejano
Según pasan los días, el acuerdo se antoja más difícil. El propio presidente no ocultó ayer que «no es fácil conseguir» que sindicatos y empresarios alcancen un consenso. Por eso, el Gobierno tiene ya listo el decreto que el Consejo de Ministros aprobará en una reunión extraordinaria, la víspera del último Consejo Europeo que se celebrará en Bruselas durante el semestre de la Presidencia española de la UE. Con este decreto, generalizará la indemnización por despido de 33 días por año trabajado, frente a los 45 actuales, para los nuevos contratos que se firmen al amparo de la reforma.

Por tanto, este decreto «afectará a aspectos esenciales de nuestro mercado de trabajo». Zapatero volvió ayer a poner el énfasis en la necesidad de estos cambios para contribuir a crear empleo, reducir el paro y hacer que en el mercado laboral haya más trabajo indefinido que precario. Es «un momento extraordinariamente oportuno» para acometer esta reforma, porque el paro y  el empleo «evolucionan favorablemente», dijo.

Sus declaraciones coincidieron en el tiempo con una nueva reunión de la mesa tripartita con la presencia de los números uno de sindicatos y patronal. Además del ministro de Trabajo, Celestino Corbacho, al encuentro estaba previsto que asistiera el jefe de Gabinete de Zapatero, José Enrique Serrano, según confirmaron a LA RAZÓN fuentes del Gobierno. Los asistentes al encuentro no descartaban compartir mesa y mantel en una cena si la reunión avanzaba. Algo que el propio Zapatero reconoció difícil.

De hecho, el ultimátum dado por Zapatero no contribuyó a allanar el camino del consenso. Más bien al contrario. CC OO aseguró que la fecha anunciada por el presidente «desincentiva» el encuentro. El hecho de que el Ejecutivo ya haya hecho pública la «fecha de caducidad» de esas reuniones no aporta confianza. Por eso demandó que los encuentros se sigan produciendo. Y es que los sindicatos quieren conocer de primera mano los principios rectores del decreto.

Difícil acuerdo
Como botón de muestra del pesimismo, momentos antes de la reunión, el presidente de la CEOE, Gerardo Díaz Ferrán, consideró muy difícil que el encuentro concluyera en acuerdo. «Será muy difícil que se pueda firmar nada», porque existen «grandes diferencias» . No obstante, los empresarios creen prioritaria una reforma laboral «muy profunda y global».
Aunque ayer no hubo un acercamiento suficiente como para firmar, las partes quedaron emplazadas para otro encuentro la próxima semana, que podría celebrarse la víspera de la huelga general de la función pública del 8 de junio.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs