El PP plantea al Congreso que ya hay motivos para echar a Bildu de las instituciones

El PSOE subraya el «respeto a la sentencia del TC»

La Razón
La RazónLa Razón

MADRID- De las propuestas de resolución que el PP registró ayer para su votación en el Debate del Estado de la Nación la más novedosa era la que afecta a Bildu, después de que Rajoy haya optado hasta ahora por un perfil bajo en su respuesta a la decisión del TC de levantar el veto del Supremo a la coalición abertzale.
En su iniciativa el PP deja claro que «sobran argumentos» para recurrir a los nuevos instrumentos legales, consensuados por los dos principales partidos en esta legislatura, para desalojar a los concejales de Bildu si no condenan la violencia o si siguen la estrategia etarra. Por ello, instan al Gobierno a que extreme la vigilancia sobre la conducta y las manifestaciones de los representantes electos de Bildu a fin de evitar que utilicen las instituciones democráticas para continuar la estrategia marcada por Batasuna/ETA. Como pruebas de que ya se han rebasado los límites el PP señala el acoso a concejales suyos y del PNV, como en el caso de Elorrio; la retirada de símbolos constitucionalistas en los ayuntamientos; la prohibición del acceso de los escoltas a los consistorios gobernados por Bildu; su negativa a condenar la violencia; o la presencia de dirigentes de Batasuna en las tomas de posesión.
El PSOE presentó otra propuesta de resolución sobre Bildu en la que la distancia con el PP parecía insalvable, y a última hora los socialistas registraron una enmienda que se acercaba más a las intenciones de los populares respecto al cerco que hay que estrechar sobre la izquierda abertzale. El documento remarca, eso sí, «el respeto al sentido de voto expresado por los ciudadanos y a la sentencia del TC que permitió su concurrencia en las elecciones». La redacción combina, por tanto, la vigilancia a la izquierda abertzale como el reconocimiento a la legitimidad de Bildu, como partido legal.
Fuentes del grupo popular confirmaron a este diario que esa enmienda, tal y como está redactada, es «inaceptable», entre otras cosas porque no incluye ninguna alusión a la vía que abre la ley para desalojar a Bildu.
Y es que los socialistas no entran en insinuaciones sobre la posible ilegalización de la coalición, pero sí ofrecen instar al Gobierno para «impedir cualquier tipo de amenaza, coacción o presión por parte de representantes de Bildu a los concejales del País Vasco y Navarra qu dificulte o imposibilite el libre ejercicio de su función constitucional» y para «asegurar siempre y en todo lugar el respeto contemplado en las leyes a las víctimas del terrorismo». Remarcan además que esa actuación deberá realizarse «desde la unidad y el consenso en la lucha contra el terrorismo» y dentro del respeto «a las opciones políticas elegidas por los ciudadanos. El PSOE remarca que esa actuación de Gobierno deberá realizarse «desde la unidad y el consenso en la lucha contra el terrorismo» y «dentro del respeto a las opciones políticas elegidas por los ciudadanos, así como a las sentencias del Constitucional».

 

PP
- Insta al Gobierno a que vigile la conducta de los representantes electos de Bildu.
n Señala el acoso a concejales suyos y del PNV, la retirada de banderas o la negativa de acceso a escoltas.
PSOE
- Pide «respeto al sentido de voto expresado por los ciudadanos y a la sentencia del Tribunal Constitucional que permitió su concurrencia a las elecciones».