«Yo también quiero cambios en Marruecos»

La oposición y los grupos a favor de un cambio en Marruecos calientan motores. El domingo es su prueba de fuego y necesitan que el mayor número de marroquíes se atreva a salir a la calle para pedir reformas democráticas y mayores libertades.

14 testimonios / Todos empiezan igual: «Soy marroquí y asistiré a la manifestación del 20 de febrero» y terminan pidiendo «igualdad, justicia social, empleo, vivienda, educación y salarios más altos».
14 testimonios / Todos empiezan igual: «Soy marroquí y asistiré a la manifestación del 20 de febrero» y terminan pidiendo «igualdad, justicia social, empleo, vivienda, educación y salarios más altos».

Como el resto de revueltas en el mundo árabe, la manifestación se está gestando a través de internet. Tras unos días de desorganización, en los que no quedaba claro ni el nombre de los convocantes ni la fecha de la masiva protesta, el «Movimiento 20 de febrero» ha asumido las riendas al realizar un vídeo que se ha difundido en Youtube para motivar a los marroquíes.

Las reivindicaciones de este grupo son muy claras: anular la Constitución actual; disolver el Parlamento, el Gobierno y los partidos políticos que fomentan la corrupción; tomar medidas concretas y tangibles para aliviar la agonía del pueblo marroquí y crear fondos de urgencia para compensar el paro; liberar a todos los presos políticos y que un Gobierno interino prepara la nueva Carta Magna y el camino a unas elecciones libres y justas.

En las imágenes colgadas en Youtube por el «Mouvement 20 fevrier», catorce marroquíes de todas las edades y clases sociales explican sus motivos para manifestarse. «Igualdad, justicia social, empleo, vivienda, educación y salarios más altos», en suma «restaurar la dignidad de la gente de Marruecos».

El vídeo, que dura dos minutos y que sólo lleva dos días en la red, ya lo han visto unas 236.000 personas. Sin embargo, no gusta a todos por igual. Entre los cientos de comentarios hay algunos amenazantes y muchos a favor del Rey Mohammed VI. De hecho, en el documento no se pide la renuncia del monarca de Marruecos y aun así le han salido fervientes defensores.

Lo cierto es que en Facebook hay decenas de grupos a favor del «20 de febrero» –algunos con más de 6.000 seguidores– pero también existe una gran cantidad de páginas que están en contra. Si internet es el arma de los «procambio», los que no quieren oír hablar de reformas también usan las redes sociales para divulgar que son extranjeros, de extrema izquierda, antiislamistas e incluso el Frente Polisario los que están detrás de esta manifestación.

Todavía no se sabe el impacto real que tendrán estas imágenes. Los realizadores «piden perdón por no tener lo medios suficientes para haber hecho un vídeo de mayor calidad y con mejor sonido» y dan la fecha y hora clave en uno de los comentarios. «En Rabat, será en Bab el Had a las 10 de la mañana. En Casablanca todavía no sabemos». Además recuerdan que en Twitter ya se tiene etiqueta para seguir todas las informaciones al respecto, si en Túnez fue «#sidibouzid» y en Egipto «#25jan», en Marruecos será «#20feb».

El Gobierno marroquí ha respondido ya con dos gestos. En primer lugar, el martes (mismo día en que fue lanzado el vídeo), el primer ministro, Abbas El Fassi, anunció una inversión de más de 1.300 millones de euros para frenar la subida de los precios de los alimentos de primera necesidad. En segundo lugar, el Gobierno marroquí dijo que «escuchará» las reivindicaciones de los convocantes de la manifestación del domingo y que intentará satisfacer estas demandas, según el portavoz del Ejecutivo, Jalid Naciri. Así «mostraremos que no nos contentamos con quedarnos a la escucha, sino que estamos buscando soluciones», señaló Naciri en declaraciones recogidas por la agencia oficial MAP.