La Nochevieja llega a Salamanca por adelantado

Miles de jóvenes llegados desde varios puntos del país, entre 25.000 y 30.000, según la Policía Local, y entre 30.000 y 35.000, según los organizadores, despidieron anoche el año 2010 en la Plaza Mayor de Salamanca con gominolas, mientras el reloj del ágora daba las doce campanadas en una noche con mucho frío.

La fiesta, promovida por la empresa privada "NU Eventos CB", a la que se han sumado más de setenta establecimientos hosteleros de la capital salmantina, se inició pasadas las 23.00 horas, momento en el que se han desarrollado actuaciones musicales.

Tras sonar las doce campanadas, los jóvenes han comenzado a desalojar la Plaza Mayor para continuar la fiesta en los bares y discotecas de la ciudad, probablemente, hasta altas horas de la madrugada, ya que el horario de apertura de los establecimientos se ha prolongado una hora más.

La organización ha vendido, según uno de sus integrantes Carlos Mateos, bonos para la adquisición de entre 45.000 y 50.000 consumiciones, si bien ha limitado la capacidad máxima por establecimiento a 850.

El Ayuntamiento de Salamanca desplegó sesenta agentes de la Policía Local, apoyados por vehículos-patrulla y unidades móviles de vigilancia y por efectivos de la Policía Nacional quienes, en todo momento, ha velado por el desarrollo normalizado de la concentración.

Junto a las fuerzas de seguridad, la empresa organizadora dispuso a ochenta personas acreditadas e identificadas con chalecos reflectantes que han colaborado con la Policía Local, recogido las botellas y envases de vidrio que han intercambiado por vasos de plástico en todos los accesos a la Plaza Mayor.

En declaraciones a los periodistas, el concejal de Tráfico del Ayuntamiento salmantino, Francisco Albarrán, ha significado el "buen comportamiento de la gente"en las primeras horas de la noche y ha deseado que los participantes "sepan divertirse forma sana y con respeto al mobiliario urbano".

A los universitarios les ha pedido "coherencia y formas de estar", al tiempo que le ha dado la bienvenida a los que se han desplazado desde otras provincias de la geografía nacional como Murcia, Zaragoza, Alicante, así como también de Portugal e Italia.

Media hora después de que sonaran las campanadas, los servicios de limpieza han empezado con sus tareas, con el objetivo, ha aseverado el edil, de que la ciudad haya recobrado la normalidad al amanecer.

La celebración de la Nochevieja Universitaria ha regresado a Salamanca después de que el pasado año se celebrara en Zamora debido a que los promotores no pudieron hacer frente a los costes que originaba el evento en seguridad y limpieza, pero que este año sí han sido asumidos.

A pesar de llevar el título de universitaria, el rector de la institución académica salmantina (USAL), Daniel Hernández Ruipérez, ha calificado el nombre de "desafortunado"ya que, según ha explicado en declaraciones a los periodistas, se trata de un "negocio privado que persigue unos intereses comerciales".

Unas afirmaciones ante las que Mateos han sostenido que la Universidad "también la hacen los universitarios"que son los que han estado en la Plaza Mayor.