MENÚ
viernes 14 diciembre 2018
12:43
Actualizado

La entrevista de la contra

Mar Abascal: «Todo se puede llevar a la comedia»

Con firma propia
Profesión: actriz.
Nació: en Madrid. No dice la edad.
Por qué está aquí: protagoniza la comedia «Burundanga» en el teatro Maravillas (Madrid) y ya han pasado de las cien representaciones.

  • «–Me he racionado los telediarios y la Prensa para no suicidarme»
    «–Me he racionado los telediarios y la Prensa para no suicidarme»

Tiempo de lectura 2 min.

09 de noviembre de 2011. 21:18h

Comentada
10/11/2011

–¿Por qué cree que tiene tanto éxito «Burundanga»?
–Porque la gente se ríe de lo que nunca se ha reído.

–En la obra, un empresario convence a dos terroristas que lo tienen secuestrado de que las cosas no se hacen así...
–Son dos chapuceros. Hasta el final no se sabe si quiere ayudar o embaucar a los secuestradores. Galcerán, el autor, demuestra que todo se puede llevar a la comedia. Yo también lo creo. Me río de todo, hasta de mí misma.

–Su amiga descubre que su novio es un terrorista. ¿Se puede tener un novio terrorista sin saberlo?
–Sí. Ocurrió en la vida real: una actriz estaba con su chico cuando se vio encañonada por la policía. Era un etarra y ella no lo sabía. Cuando a él le preguntó la Policía si ella era una etarra, dijo: «No lo sé». No lo era.

–¿Y qué ha sido de ella?
–Dejó su carrera de actriz. Anda por ahí.

–¿Es bueno saberlo todo de la persona que amas?
–No. Sólo hay que saber lo justo y necesario para ir tirando. Los misterios y los secretos no se comparten con nadie, ni con la pareja.

–¿Qué haría si descubriera que su amado es un terrorista?
–Primero me daría un patatús y luego le dejaría.

–«Burundanga» es una droga, una especie de suero de la verdad. ¿A quién le inyectaría una dosis?
–A los que mueven el mundo, para saber lo que nos imaginamos multiplicado por diez. A muchos se les podría encarcelar, aunque vaya usted a saber...

–Hablando de saber, ¿cómo lleva las profecías apocalípticas?
–Me he racionado los telediarios y la Prensa para no suicidarme.

–No me diga que le incitan a tirarse por la ventana...
–Como a todos, me imagino. Lo malo, en mi caso, es que vivo en un piso bajo, por lo que tendría que tirarme veinte veces contra los cactus. Una pesadez.

–La crítica la ha tratado muy bien. ¿Se ve convertida en estrella?
–No. Yo quiero ser yo. Sigo el consejo de mi madre: sé siempre tú misma y no pretendas gustar a todo el mundo.

–Dicen que lo que más miedo nos da es el lado oscuro de quien amamos...
–Si da miedo saber el propio, imagínese el ajeno. Yo no tengo lado oscuro, soy como la abeja Maya.

–Mire que si se aficiona a los zánganos...
 

Últimas noticias