Una mancha de aceite cancela los entrenamientos del GP de Holanda

Una mancha de aceite que fue dejando a lo largo de la pista el italiano Alex Baldolini (Suter) en los primeros entrenamientos libres de Moto2 ha trastocado todos los horarios de la jornada inicial del Gran Premio de Holanda de motociclismo, que se desarrolla en Assen, que ha tenido que ser cancelada definitivamente. 

Baldolini rompió el motor de su Suter y no se percató de que iba tirando por la parte inferior del carenado de su moto todo el aceite del motor, por lo que fue manchando muchos centenares de metros del trazado holandés, lo que ha hecho todavía más complicadas y difíciles las tareas de limpieza.

El producto habitual para limpiar las manchas de aceite sobre el asfalto es un mineral denominado sepiolita que, en esta ocasión y al encontrarse el asfalto completamente mojado, no se puede emplear pues luego no se puede barrer fuera de la pista, lo que ha obligado a utilizar otro tipo de producto líquido que se les ha agotado a los organizadores locales de la competición.

Ante la certera posibilidad de que muchos puntos del trazado de Assen no estuviesen en óptimas condiciones y visto como en los últimos entrenamientos de Moto2 hubo numerosos pilotos que acabaron por los suelos, los organizadores han decidido suspender todos los entrenamientos para poder acometer en condiciones la limpieza de la pista para la segunda jornada de mañana.