Sanidad cierra 262 camas un ahorro de 86000 euros diarios

VALENCIA- La Conselleria de Sanidad puso ayer en marcha un Plan de optimización de camas hospitalarias en la Comunitat Valenciana que contempla el cierre de 262 camas, una medida de gestión coyuntural y «totalmente reversible» que puede suponer un ahorro de hasta 86.460 euros diarios.

Así lo aseguró ayer la secretaria autonómica de Sanidad, Manuela García, tras manifestar que estas medidas responden a la constatación de la existencia de un «alto número de camas sin ocupar» en los hospitales, debido a múltiples factores, uno de ellos el que no haya llegado la gripe a la Comunitat, donde se registran temperaturas máximas de 34 grados.

A su juicio, ante la actual crisis económica es una obligación ética de los gestores sanitarios «rediseñar la gestión» y actuar sobre aquellos servicios donde más no es mejor.
Por ello, se ha reagrupado el número de camas que no se consideran necesarias, con el fin de optimizar los costes sanitarios.

En la actualidad hay un total de 262 camas cerradas, 159 de ellas en hospitales de la provincia de Alicante, 53 en Valencia y las 50 restantes en la provincia de Castellón, una cifra equivalente a la capacidad de un hospital como el de La Plana, Xàtiva o La Vila Joiosa.
Las 159 camas cerradas en Alicante se reparten entre las 51 del Hospital General, las 35 del de Elda, las 26 del General de Elche, las 16 del Hospital de Orihuela, 16 del de La Vila joiosa y las 15 del Hospital de San Juan.

Las 53 plazas de Valencia pertenecen al Hospital Clínico, mientras que las 50 de Castellón se reparten entre las 30 camas del Hospital de La Plana y las 20 del General de Castellón.
Si se calculan los costes directos, personal, material suministros y prótesis, e indirectos, agua, gas, luz, lavandería o seguridad, de una cama, suponen 330 euros diarios en el caso de ser hospitalaria y de 230 euros si es de hospitalización domiciliaria.
Por otra parte, el sindicato médico CESM-CV aseguró que es una medida «totalmente normal y se ha hecho en otras ocasiones para la redistribución de los pacientes», mientras que los sindicatos CCOO-PV y UGT-PV criticaron esta iniciativa llevada a cabo por la Conselleria de Sanidad.