Messi Villa y Pedro: Tres que valen por cien

Cuando el Barça sentenció el marcador del Iberostar Estadi con el gol de Pedro, Guardiola se levantó. «¿Cambio?», le preguntó un par de veces a Messi. «Sí, ¿te cambio?», insistió ante la negativa de su estrella. «Hazlo por mí», le insinuó con un gesto y una sonrisa. No había nada que hacer.

Messi, Villa y Pedro marcaron ante el Mallorca
Messi, Villa y Pedro marcaron ante el Mallorca

La vida del argentino no tiene sentido sin un balón, unos compañeros y un equipo rival. Necesita jugar tanto como un pájaro volar. Sólo ante el Atlético de Madrid, por lesión, y ante el Betis, tras un «hat trick», ha abandonado el terreno de juego antes del silbato del árbitro. Messi vive para jugar. Vive para el fútbol. Y vive para el Barça.

Dicen que una casa no se puede empezar por el tejado. Que primero van los cimientos. Como en un equipo de fútbol, que debe componerse desde la defensa. El Barça tiene unos cimientos muy sólidos, pero lo de su tejado es algo deslumbrante. Guardiola ha encontrado el equilibrio después de dos años buscándolo. El equilibrio que nunca le dio Henry. Ni Ibrahimovic. Una armonía que le dan Messi, Villa y Pedro, la delantera titular por antonomasia del Barça y a partir de la cual se explica buena parte del exitoso camino azulgrana.

Los tres goleadores del Barcelona suman ya 56 goles de los 76 que han firmado los azulgrana en la Liga. Una cifra que adquiere mucha más trascendencia si tenemos en cuenta que ningún otro equipo del campeonato ha marcado tantos. En Mallorca, además, Messi, Villa y Pedro volvieron a marcar por quinta vez esta temporada en el mismo partido. En todas las competiciones, suman 83 de los 118 goles del Barça. Una brutalidad.

Si el conjunto azulgrana camina a ritmo de récord –el último ha sido encadenar 19 desplazamientos sin perder–, Messi no se queda corto. Con su genialidad ante Aouate, el séptimo gol de cabeza que logra con el Barça, se afianzó como líder del «Pichichi» con 26 goles y está en disposición de batir la marca ya legendaria de Hugo Sánchez y Zarra con 38. Además, si una inesperada desgracia no lo impide, le queda poco tiempo para convertirse en el máximo artillero azulgrana de toda la historia.

Viven también Villa y Pedro un momento dulce. El «Guaje» encadena cuatro partidos seguidos viendo puerta y ya ha igualado los registros de Ibrahimovic –21 goles– con tres meses de competición por delante. El sueco fue fundamental en el título de Liga que logró el Barça, pero nunca se integró en el sistema de juego azulgrana y su «feeling» con Guardiola brilló por su ausencia. Todo lo contrario que el asturiano, al que desde el primer día se le ve como uno más, ayudado también por su buena relación con la mayoría de pesos pesados del vestuario tras su convivencia en la selección española. Pedro completa un tridente de lujo y tiene su pedacito de gloria tras su gol en Mallorca. Ya lleva 13 en la Liga, su mejor marca personal.

Las bajas no han afectado, de momento, al rendimiento del Barça, que afronta ahora dos semanas durísimas con mucho en juego. El compromiso de los jugadores con los objetivos es total y, ayer, hasta 13 se entrenaron a pesar de tener fiesta.