Lerie Pajín: En busca de la frescura perdida

Desborda pasión, fuerza, energía y frescura... Esta última la perdió, sin duda, el primer día que se sentó en la Secretaría de Organización del PSOE. Zapatero no le hizo un favor con aquello. Pensó más en él que en ella cuando la propuso para ese potro de tortura

El género y la edad no son siempre aliados en el socialismo, aunque se predique lo contrario. Mucho menos si la que fue benjamina de la Nueva Vía tiene las ideas tan meridianas, las convicciones tan profundas y el compromiso tan claro. Imposible en las aguas de un PSOE que a veces no tolera la voz y el criterio propios. Tuvo errores, claro. Tiene defectos, muchos, y aunque algunos vean en su llegada a Sanidad un castigo por la gestión en el PSOE, se equivocan: recuperará la frescura perdida y será la cara de una política social progresista en la que milita desde los 16 años.

LOS RETOS
Ley Antitabaco: Una de sus metas será conseguir el consenso de todas las comunidades para su aplicación.
Médicos y farmacéuticos: Tendrá que mantener las promesas de la anterior ministra y no tensar más las relaciones con ambos sectores.