Una ex concejal del PSE se suicida cuando iba a ser desahuciada

Amaia Egaña, la mujer que se ha suicidado este viernes en Barakaldo (Vizcaya) arrojándose por la ventana, desde un cuarto piso, cuando iba a ser desahuciada de su vivienda por la comisión judicial, fue concejal en la localidad guipuzcoana de Eibar en 1983.

BILBAO- En pleno debate sobre la necesidad de adaptar la legislación sobre desahucios a la actual coyuntura económica, ayer se suicidó en Baracaldo la mujer del ex concejal socialista José Manuel Asensio, en el momento en el que la comitiva judicial llegó a su casa para obligarle a abandonar la vivienda.

El alcalde de Baracaldo, Txontxu Rodríguez, y varios concejales estuvieron en el domicilio poco después del suceso para acompañar a José Manuel Asensio, quien necesitó asistencia sanitaria tras conocer la noticia en su lugar de trabajo.

Amaia Egaña tenía 53 años, y vivía con su marido y su hijo de 21 años en una vivienda que habían comprado hace unos ocho años en la Avenida de Altos Hornos de Vizcaya, y que iban a vender por 233.180 euros. Tanto ella como el ex concejal socialista contaban con trabajo y los vecinos no tenían constancia de que estuvieran pasando por problemas económicos, aunque, al parecer, sí que debían pequeñas cantidades a la comunidad de propietarios.

Amaia Egaña había contactado con la plataforma Stop Desahucios, pero no había avisado de que ayer iba a recibir la notificación formal del desalojo de su vivienda.

Según los vecinos, la mujer del ex concejal socialista, que por la mañana estaba sola en casa, llegó a abrir el portal a la comisión judicial y dejó la puerta de su casa abierta antes de subirse a una silla y tirarse por el balcón del cuarto piso. La mujer murió en el acto, según el informe del médico que llegó inmediatamente al lugar.

Los agentes de la Ertzaintza establecieron un perímetro de seguridad en torno a la zona ajardinada donde cayó Amaia Egaña y hora y media después del suceso, alrededor de las once de la mañana, el juez de guardia ordenó el levantamiento del cadáver y su traslado al Instituto Anatómico Forense.

El suceso conmocionó a los vecinos de Baracaldo, donde ayer tarde se celebró una concentración ante el Palacio de Justicia para pedir medidas que frenen la generalización de los desahucios que se está produciendo en estos momentos.

Baracaldo es un municipio de la margen izquierda de la Ría del Nervión en el que los socialistas tienen un importante peso político y en el que dominan los movimientos sociales, por lo que se espera que en los próximos días continúen las movilizaciones en apoyo a la mujer del ex concejal socialista.