Abierto el tráfico en Prado-Recoletos y Gran Vía-Alcalá tras la JMJ

El Ayuntamiento de Madrid ha reabierto hoy al tráfico los ejes Prado-Recoletos, entre Colón y Atocha, y Gran Vía-Alcalá, entre plaza de España y Cibeles, que estaban cerrados con los actos de la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ), según han confirmado a Efe fuentes municipales.

La reapertura de estos ejes se ha producido dos días antes de lo previsto, aunque pueden registrarse cortes parciales puntuales para el desmontaje del escenario en Cibeles.

Por otra parte, el dispositivo que se organizará mañana para facilitar el desalojo de los peregrinos congregados en la Base Aérea de Cuatro Vientos obligará a cortar varias calles y carreteras cercanas a este recinto de las afueras de la capital.

Según ha informado el Ayuntamiento, en torno a las 12.30 horas de mañana, una vez concluida la misa final de la JMJ, el desalojo de Cuatro Vientos obligará a cortar el tráfico del área delimitada por las siguientes vías: carretera de la Fortuna, calles Flautas, General Millán Astray, Rafael Finat y avenidas de los Poblados, General Fanjúl y de la Aviación.

El objetivo de este corte es "garantizar la seguridad"de los peatones que se desplazarán después de la misa hasta las distintas estaciones de Metro y Cercanías para volver a sus lugares de residencia. La reapertura de estas calles se hará a medida que la zona quede despejada de peregrinos, aunque las autoridades estiman que este desalojo no superará los 90 minutos.

En la zona de Aluche-Cuatro Vientos la EMT ofrece un Servicio Especial desde el intercambiador de Aluche hasta las puertas del recinto de Cuatro Vientos para reforzar la oferta de transporte ante la gran afluencia de visitantes.

Mañana también ocasionarán cortes al tráfico puntuales los traslados de Benedicto XVI a los actos que se desarrollarán en este área.