El cine español pincha en casa

Nuestra industria recaudó 36 millones de euros más en el extranjero 

Planet 51, una película española de animación
Planet 51, una película española de animación

Aunque 2009 fue un año de remontada, el cine español sigue teniendo más tirón cuando juega de visitante que en casa. Así lo demuestra, un año más, el informe presentado ayer en la V edición de Madrid de Cine-Spanish Film Screenings, que destaca que nuestra industria recaudó 36 millones de euros más en el extranjero. En concreto, 140,66 millones frente a los 104,37 conseguidos en nuestras salas. Sin embargo, no se trata de un fenómeno nuevo, y ni siquiera que la cuota de mercado en nuestro país aumentara dos puntos y medio con respecto a 2008 ha conseguido revertir la tendencia. Los datos vienen apoyados por un incremento del 21 por ciento del número de películas estrenadas en el exterior, y del 70,7 en el número de copias distribuidas. Para Pedro Pérez, presidente de la Federación de Asociaciones de Productores Audiovisuales Españoles (Fapae), esta desigualdad responde a que «en el exterior, nuestro cine no ha sufrido las campañas en contra que ha tenido aquí». Para el presidente la Asociación Estatal de Cine (AEC), Gonzalo Salazar-Simpson, responde, sin embargo, a la desigualdad del tamaño de los mercados. Pero, ¿qué es lo que les gusta de nuestro cine? Tradicionalmente, el drama y la comedia, aunque, en 2009, la animación española ha despuntado gracias a «Planet 51». De hecho, se ha convertido en la película estrenada en mayor número de países, con mayor número de copias –casi 5.500–, la que más ha recaudado en los 18 países en los que se han estrenado alguna película española, y la más vista en 10 países, seguida de «Los abrazos rotos» (la más vista en 3), y «Che, el argentino», la más vista en Japón. Asalto norteamericanoY, ¿dónde se vende mejor? Los países donde las películas españolas han obtenido mayor recaudación son EE UU/Canadá, Francia, Italia, Reino Unido, Alemania Japón y Argentina. En el caso de EE UU/Canadá el aumento ha sido muy significativo: desde los 18,92 millones de euros en 2008 a los 40,45 recaudados en 2009, gracias, principalmente, a las más de 3.000 copias que de «Planet 51» se pudieron ver en estos dos países. En Reino Unido, Japón y Argentina también se ha experimentado un aumento de la recaudación de las cintas españolas. El avance de la cuota de mercado nacional, que alcanzó el 15,89 por ciento, también ha aupado a España en el ranking mundial, ya que, de los 49 países estudiados, España se sitúa en el puesto 22. Sin embargo, no se corresponde este lugar con el volumen de producción (una cifra que el Ministerio de Cultura quiere reducir): en Europa, casi el 16 por ciento de los filmes producidos son españoles, mientras que, en todo el mundo, sigue ocupando el séptimo lugar entre los países con mayor número de películas producidas. ¿Reconciliará una menor producción a los españoles con su cine?

 

El cine, en peligro de extinciónSi nuestra industria quiere levantar cabeza en el mercado nacional, uno de los retos es la digitalización de las salas. El propio director general del Instituto de la Cinematografía y las Artes Audiovisuales confesaba a LA RAZÓN que «si no hacemos bien esta transición, cientos de salas desaparecerán». Por ello, la ministra de Cultura anunció ayer que «se va a crear un grupo de trabajo para buscar soluciones».