Un ambicioso montaje de «Macbeth» arrancará el Festival de San Javier

Las compañías Comediants, Dagoll Dagom y la de Brontis Jodorowsky estrenarán nuevos espectáculos.

043MUR15FOT1

MURCIA-Las compañías de teatro catalanas Comediants y Dagoll Dagom, y la del francés Brontis Jodorowsky estrenarán el próximo agosto sus nuevos espectáculos en el veterano Festival Internacional de Teatro y Danza de San Javier (que este verano cumplirá 42 temporadas). Así lo anunció ayer la alcaldesa de San Javier, Pepa García, acompañada del responsable de la muestra, César Tárraga; el actor, Jorge Roelas; el presidente de MurciaaEscena, Nacho Vilar; el director de Distrito Teatro, Javier González Soler y la nueva directora de la Compañía Nacional de Teatro Clásico (CNTC), Helena Pimenta que asistió a la rueda de prensa como responsable de la compañía vasca UR Teatro que abrirá la sección oficial del festival, el 3 de agosto, con el montaje «Macbeth» de Shakespeare.

Durante la presentación de la programación, que se prolongará hasta el 26 de agosto, García resaltó que «habrá 32 montajes, de los que siete son estrenos nacionales, de compañías de España, Francia, Argentina y Cuba, así como dos talleres de dramaturgia que impartirán el actor Jorge Roelas y el director de escena Juan Carlos Rubio».

Además de «Perséfone», de Comediants; la versión en español de «Top model», de Dagoll Dagom, y «El gorila», una obra adaptada y dirigida por Jodorowsky sobre «Informe para una academia», de Franz Kafka, y protagonizada por su hijo, Brontis, el festival acogerá el montaje «Danza a gran velocidad», del Ballet de Ángel Corella, de Segovia.

Toni Cantó, Emilio Buale, Bernabé Rico y Montse Pla protagonizan «Razas», de David Mamet, dirigida por Juan Carlos Rubio, quien también es el director de «Ocasiones especiales», una comedia con Kiti Manver y Jorge Roelas, mientras que Carlos Sobera y Mar Regueras dan vida a los personajes de «La guerra de los Roses».

De «Macbeth», la directora de escena salmantina, que comenzará a trabajar al frente de la CNTC el próximo septiembre, destacó que su intención es «comunicar al público una tragedia compleja y con un texto difícil buscando el espacio de la emoción con otros lenguajes, como el de la música». De ahí que en el montaje participe el Coro de Voces Graves de Madrid, formado por 42 cantantes que entonan fragmentos de la ópera de Verdi. No obstante, Pimenta matizó que «ante la dificultad de llevar de gira 42 voces masculinas, decidimos montar la obra con un trabajo de audiovisuales bastante innovador». En este sentido, los coristas no estarán físicamente sobre el escenario pero se entremezclarán virtualmente con los siete actores protagonistas a través de una técnica de vídeo «muy cercana a lo pictórico, similar a la de las tres dimensiones, pero sin necesidad de usar gafas especiales, de forma que el público duda si lo que está viendo sobre las tablas es una persona o una imagen de ella», aclaró. Por último, Pimenta indicó que el montaje propone al espectador acercarse «al concepto del mal, para que cada uno reconozca su parte oscura».