MENÚ
lunes 25 marzo 2019
14:36
Actualizado

Zapatero promete al PNV no reeditar en mayo el pacto López-Basagoiti

Se compromete a que gobierne la lista más votada en las municipales vascas. El PNV espera lograr más transferencias en la tramitación de las cuentas del Estado de 2011

  • Patxi López, visiblemente serio tras el acuerdo del Gobierno con el PNV, se sube a la tribuna del Parlamento vasco
    Patxi López, visiblemente serio tras el acuerdo del Gobierno con el PNV, se sube a la tribuna del Parlamento vasco

Tiempo de lectura 5 min.

24 de septiembre de 2010. 01:54h

Comentada
24/9/2010

MADRID- El jefe del Gobierno ha pagado una elevada factura al PNV por continuar como inquilino de La Moncloa hasta marzo de 2012. A cambio de poner al servicio del presidente sus seis escaños en la votación de los Presupuestos Generales del Estado de 2011, los nacionalistas no sólo han conseguido el traspaso al País Vasco de un paquete de medidas económico-laborales. El jefe del Ejecutivo ha prometido al presidente del PNV, Iñigo Urkullu, que no se volverá a reeditar el pacto López-Basagoiti. Es decir, José Luis Rodríguez Zapatero se ha comprometido a que gobierne la lista más votada en las municipales vascas de mayo de 2011.

Ésta es la segunda ocasión en la que realiza este tipo de promesa. La primera vez se la formuló a un por entonces confiado presidente de CiU. En enero de 2006, ambos dirigentes políticos sellaron con un apretón de manos un pacto de caballeros por el que Mas respaldaba la reforma del Estatut y Zapatero permitía que en Cataluña gobernara la lista más votada en las autonómicas y, por ende, allanaba el camino para que CiU volviera a la Generalitat.


Sin contacto
Pero Zapatero prometió lo que no podía garantizar, como se demostró tras las catalanas del 1 de noviembre de 2006. Semanas después, José Montilla anunció su acuerdo con ERC e IC-V para asombro de  un consternado Mas. Desde entonces, el recelo se ha instalado en la relación de ambos líderes. De hecho, el dirigente nacionalista lleva más de dos años sin hablar con el presidente del Ejecutivo. Esta misión la deja en manos del portavoz de CiU en el Congreso de los Diputados.

Cuatro años después, el presidente vuelve a prometer ahora lo mismo que entonces, aunque con algún matiz. El PSE no es un partido autónomo e independiente como el PSC. Por tanto, está convencido de controlar la situación y poder cumplir el trato. El PSOE cree más fácil controlar a Patxi López que a José Montilla.

Además, el PNV espera arrancar nuevas transferencias durante la tramitación parlamentaria de los Presupuestos Generales del Estado de 2011, que el Gobierno aprueba hoy para su remisión la próxima semana al Parlamento. El acuerdo cerrado este miércoles garantiza al Ejecutivo el apoyo del PNV en el debate a la totalidad de las cuentas del Estado en el pleno de la Cámara Baja. Una vez superado este trámite, los nacionalistas vascos pactarán con la Vicepresidencia segunda del Gobierno nuevos traspasos de competencias, que se sumarán al de las políticas activas de empleo acordado esta semana.

Por si fuera poco, el portavoz del PNV en el Parlamento vasco, Joseba Egibar, dejó claro ayer que el respaldo de su formación política a los Presupuestos Generales del Estado de 2011 se vincula también a las decisiones que se adopten en «la pacificación de Euskadi». «Si Zapatero necesita estabilidad, este país necesita también estabilidad y normalización o normalidad. Cada uno tendrá que dar sus propios pasos, pero eso evidentemente está en la mesa de negociación», advirtió Egibar.


Patxi López, contento con que el PNV «se implique con España»
El lendakari Patxi López aplaudió ayer durante su intervención ante el pleno del Parlamento de Vitoria la decisión del PNV de apoyar los Presupuestos Generales del Estado: «Me parece importante que se impliquen en la gobernabilidad de España como proyecto en el que cabemos todos», afirmó. También destacó la importancia de que salgan adelante los PGE  «para generar estabilidad en el país y dar confianza a los mercados internacionales» lo que, según sus palabras, «afecta también a los vascos». «El autogobierno no se desarrolla contra nadie, sino a favor de todos. Lo que da sentido al autogobierno es al unidad y la capacidad de llegar a acuerdos», enfatizó. Por su parte, el portavoz del PNV en la Cámara vasca, Joseba Egibar, invitó al lendakari a tomar parte «de la mano del PNV» en una negociación con el Gobierno sobre transferencias, pacificación y normalización. López insistió también en proponer cambios fiscales y de unidad contra ETA sobre el acuerdo entre el PNV y el Gobierno central para transferir a Euskadi las políticas activas de empleo central, frente a las críticas de falta de liderazgo por parte de la oposición.



ANÁLISIS
Las claves del traspaso de las políticas de empleo y la Caja Única
- ¿Qué son las políticas de empleo?

–Existen dos tipos, las activas (las que se han transferido al País Vasco) y las pasivas (no transferidas a ninguna autonomía, aunque son una reivindicación histórica del PNV). Las activas corresponden a los cursillos de formación a los parados y la mediación para que se encuentre empleo, es decir, recibir ofertas y demandas de trabajo e intentar que cuadren. Las pasivas, por su parte, son el pago a los subsidios a los parados.

- ¿Quién las va a gestionar a partir de ahora?
– Hasta ahora las gestionaba el INEM. Tras el acuerdo entre el Ejecutivo y el PNV, serán gestionadas por el Servicio vasco de empleo, Lanbide.

- ¿Qué beneficio aportará?
– Se supone que permitirá una mejor gestión al adaptarse por ejemplo los cursillos a una economía industrial como la vasca, necesitada de mano de obra especializada.

- ¿Qué es la Caja Única de la Seguridad Social?
– Según este concepto, el sistema público de pensiones recauda las cotizaciones de todos los trabajadores de España y, gracias a esos fondos, sufraga las prestaciones a los  jubilados, independientemente del punto geográfico en el que vivan, pero sí variable según haya sido su contribución durante su vida laboral al sostenimiento de las arcas de la Seguridad Social. Una fórmula basada en el principio de solidaridad, es decir, en que el trabajador de hoy sostiene económicamente al jubilado, con la confianza de que recibirá sus prestaciones en el futuro.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs