Los promotores sin dinero para edificar 40000 VPO para las que tienen licencia

La patronal dice que la banca se escuda en los 322.000 millones de créditos ya concedidos para no dar más. El Ejecutivo ha suprimido algunas ayudas

El mercado de viviendas de protección oficial, parado por la crisis
El mercado de viviendas de protección oficial, parado por la crisis

MADRID- La mitad de las viviendas de protección oficial (VPO) para las que los promotores han obtenido la calificación provisional –el certificado que otorgan las administraciones para poder empezar las obras una vez revisado el proyecto– tendrán que esperar para ser construidas. La razón: no hay dinero.

Según los datos que ha recopilado la patronal de los promotores (APCE), a las compañías inmobiliarias les ha sido por el momento imposible encontrar financiación para 40.000 de las 80.000 VPO que están autorizados a construir. «Lo que ocurre es que las restricciones crediticias continúan hasta para las viviendas de protección oficial», explica el presidente de la APCE, José Manuel Galindo.

Para la patronal, más allá de los problemas específicos de cada compañía, son las cifras macroeconómicas las que tienen paralizado el crédito. Según los últimos datos del Banco de España, los promotores debían en junio a bancos y cajas 322.685 millones de euros. De ellos, 36.184 están clasificados como créditos morosos. «Los bancos y las cajas justifican la falta de préstamos en lo que ya han concedido y en la mora cuando la realidad es que hay promotores capaces y con posibilidades de construir que no lo hacen porque carecen de recursos financieros», asegura.

La VPO vive tiempos tumultuosos. Pese a ser una de las grandes apuestas del Gobierno, en los últimos meses se ha visto zarandeada por los recortes del Plan Estatal de Vivienda. El tijeretazo presupuestario se ha traducido en la supresión de la ayuda directa para su adquisición (AEDE), así como la anulación de los subsidios a los promotores para la urbanización o adquisición de suelo y de las subvenciones para la construcción de viviendas protegidas nuevas en régimen de alquiler, medidas que, según los promotores, dificultarán su promoción. El Ministerio, sin embargo, asegura que la supresión de la AEDE, la medida más polémica, se ha compensado introduciendo la posibilidad para los compradores de obtener créditos por el 90% del valor de la vivienda, en lugar del 80% actual. Además, insiste en que el Instituto de Crédito Oficial (ICO) ya financia la compra de suelo para la edificación de VPO.