«Teddy sigue dando órdenes»

El ex presidente de SGAE aún mantiene reuniones, según la candidatura de Sastrón

Cabal, Pedrero, Colomo y Del Real, ayer durante la asamblea

El pasado día 12 de julio el presidente ejecutivo de la SGAE, Teddy Bautista, ofreció su renuncia a la junta directiva de la entidad acuciado por el escándalo financiero en el que se ha visto envuelto, con una imputación por la que se enfrenta a penas de diez años de cárcel. Sin embargo, los derrotados de las pasadas elecciones del día 30 de junio, la candidatura De Otra Manera (DOM) encabezada por José Miguel Fernández Sastrón, envió ayer un comunicado en el que expresan su «preocupación» por «el hecho de que el señor Eduardo Bautista siga trabajando en el palacio de Longoria pese a haber anunciado su renuncia. Nos consta que sigue celebrando reuniones con diversos directivos de SGAE, Fundación Autor y Arteria». Una fuente oficial de SGAE negó este extremo: «Después de treinta años, no se marcha uno en un día. Ayer llegó a la una, pero para resolver asuntos personales y recoger cosas».

Ni coche ni tarjetas

El mismo representante afirmó que «no ha mantenido ningún tipo de reunión» y que su desvinculación llega al extremo de haber devuelto el coche, las tarjetas y no tener ni correo electrónico activo. «Tiene ya la baja laboral», concluyó. Pero DOM insiste: «Teddy sigue dando órdenes en la SGAE», aseguran sin desvelar sus fuentes. La misma nota añade su sorpresa porque el director general, Enrique Loras, y el responsable financiero, Ricardo Azcoaga, «imputados igualmente en graves delitos, no hayan dimitido de sus cargos ni hayan sido apartados, por lo que entendemos que siguen ejerciendo sus funciones». En la SGAE no lo niegan, pero aclaran que «estar imputado no obliga a renunciar a un empleo».

La nota de DOM pide, además, la «inmediata celebración de una asamblea general extraordinaria» y «la convocatoria de nuevas elecciones». No coincide al 100% en sus términos, pero sí en buena parte, con lo que ayer pidió otro colectivo, un grupo de socios «indignados» de la SGAE, que celebraron una asamblea y aprobaron por mayoría (hubo tan sólo tres abstenciones) el plan propuesto. Medio centenar de socios –con los rezagados sumaron unos 70 al final–, aunque arropados por las 400 firmas recogidas previamente, aprobaron pedir una «refundación» de la entidad, como explicaron sus nueve representantes presentes ayer: Javier Rodríguez de Fonseca, Carmen Paris, Mercedes Ferrer, Cristina Narea, Álvaro Sáenz de Heredia, Fermín Cabal, Fernando Colomo, Paloma Pedrero y Antonio del Real.

 

Una gestora unitaria
Los socios de la SGAE contrarios a la actual directiva reunidos ayer votaron proponer la creación de una gestora unitaria formada por once miembros: tres de cada una de las dos candidaturas de las pasadas elecciones y cinco independientes. Ésta deberá «abordar la refundación de la sociedad». El siguiente paso sería reformar los estatutos de la SGAE y las normas electorales y, por último, presentar estos cambios a una Asamblea General y convocar elecciones. Le darán a la actual Junta Directiva «un tiempo prudencial». Si no actúa, piensan reunir las 1.600 firmas necesarias –un 20% de los 8.000 socios con derecho a voto– para convocar por su cuenta una Asamblea General Extraordinaria.