MENÚ
viernes 22 febrero 2019
20:50
Actualizado

El paciente estimó el coste en casi la mitad de lo que vale su intervención

La primera factura en sombra: 1085 euros

Asterio Recio, de 63 años, ha sido el primer paciente madrileño en recibir una «factura sombra», es decir, en conocer el coste de su operación. Ayer fue intervenido de una ditrectomía (cataratas) en el Hospital La Paz de Madrid y, al finalizar, junto con el alta, recibió un documento en el que se indicaban los costes aproximados de su operación: 1.085 euros. Una cifra mucho más elevada de la que esperaba: «Había calculado que serían unos 600 euros», comentó el paciente.

  • Asterio Recio fue el primer paciente madrileño en recibir ayer un documento informativo con el coste aproximado de su operación
    Asterio Recio fue el primer paciente madrileño en recibir ayer un documento informativo con el coste aproximado de su operación
Madrid.

Tiempo de lectura 2 min.

15 de septiembre de 2011. 01:30h

Comentada
Madrid. 15/9/2011

Madrid es la quinta comunidad autónoma que pone en marcha este sistema, con el que se pretende concienciar a los ciudadanos del coste de las visitas a los hospitales. «La gente desconoce que la Sanidad se paga con los impuestos», aseguró Mercedes Fernández de Castro, subdirectora gerente del hospital. Entre los sanitarios del centro la acogida ha sido ejemplar, «gracias a este documento también se están dando cuenta del valor de su trabajo», añadió. Ayer se repartieron las primeras 11 «facturas» en el área de cirugía mayor ambulatoria de oftalmología y su intención es que se extienda al resto del hospital. «Esperamos que la primera factura de hospitalización se dé en diciembre», añadió la subdirectora. A La Paz se sumarán, en un mes, cinco centros más de la capital.

Este impreso ya se entrega a los pacientes en Andalucía, Comunidad Valenciana, Cataluña y Galicia. Su puesta en marcha se acordó en el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud del pasado 18 de marzo, aunque algunas comunidades ya lo habían adoptado por su cuenta. Se trata de una de las decisiones destinadas a paliar el gasto sanitario: aunque el paciente no tenga que abonar la cuenta, los expertos suponen que puede servir como medida disuasoria.

Últimas noticias