MENÚ
domingo 21 octubre 2018
23:32
Actualizado
  • 1

ARTUR MAS RECURRE AL ESTADO

Cataluña pide un rescate de 5023 millones pero «sin condiciones»

El Gobierno obligará a la Generalitat a cumplir el déficit, fijará su plan de ajuste y controlará su información financiera. La cifra supone casi un tercio del Fondo de Liquidez Autonómico. El president no irá a la manifestación de la Diada pero moviliza a las bases de su partido por la independencia

  • Artur Mas, ayer, tras la reunión celebrada por su Gobierno
    Artur Mas, ayer, tras la reunión celebrada por su Gobierno

Tiempo de lectura 4 min.

29 de agosto de 2012. 02:50h

Comentada
29/8/2012

BARCELONA- No fue fácil la jornada de ayer para el Gobierno de Cataluña. Acuciado por las deudas, la petición de rescate por más de 5.000 millones de euros supone un duro golpe al orgullo nacionalista. Alternativas, sin embargo, tampoco quedaban. Los mercados internacionales siguen cerrados para las autonomías y, tal y como reconoció el conseller de Economía, Andreu Mas-Colell, en julio, «Cataluña no tiene otro banco que el Gobierno». No obstante, la Generalitat trató de sosegar el efecto que esta petición puede tener sobre su electorado y subrayó que no aceptará «condiciones políticas» para acceder a unos recursos «de los propios catalanes».

El portavoz de la Generalitat, Francesc Homs, precisó que la cantidad solicitada al Fondo de Liquidez Autonómica (FLA), dotado con 18.000 millones de euros, será de 5.023 millones que servirán para cumplir con el déficit público (el 1,5% del PIB a finales de 2012) y para refinanciar «vencimientos pendientes» de aquí a final de año. Cataluña, recordemos, arrastra una deuda de 48.000 millones de euros y tiene vencimientos por valor de 13.477 millones en 2012 (5.700 millones en la segunda mitad del año).

Con estas urgencias como telón de fondo, Homs aseveró que  «ni daremos las gracias ni aceptaremos condiciones» porque, añadió, la ayuda «es dinero de los propios catalanes», en alusión al déficit fiscal que soporta Cataluña entre lo que aporta a las arcas públicas y lo que después recibe. El portavoz aseguró que «nos sorprendería que el Gobierno impusiese nuevas condiciones» al margen «de los planes de ajuste en vigor».

Lo cierto es que, con el rescate, Cataluña pretende reducir el déficit a costa de más endeudamiento. A costa del FLA. Este fondo se creó el pasado 13 de julio y consiste en un mecanismo de carácter temporal y voluntario al que pueden acogerse aquellas autonomías que requieran liquidez. Pese a que todavía no se conoce la letra pequeña, como todo préstamo, acarrea una serie de condiciones a los solicitantes como el control de las finanzas autonómicas o de las competencias transferidas. «Esperamos que esté listo este mes, septiembre. Si no, entraríamos en complicaciones», afirmó el  portavoz. De no ser así, la Generalitat debería volver a recurrir a los llamados bonos patrióticos para obtener financiación. «No se descarta ninguna otra operación para acceder al mercado», reconoció Homs.

Cataluña es de hecho la primera autonomía que acude al FLA. Sin embargo, tanto la Comunidad Valenciana como Murcia anunciaron su intención de acogerse al Fondo. Se trataría de 3.500 y 300 millones respectivamente, por lo que entre las tres autonomías consumirían prácticamente la mitad del FLA antes incluso de su nacimiento.
  
Desde la oposición, a su vez, la noticia fue recibida de forma desigual. El presidente del PSC, Joaquim Nadal, afirmó que comprende la necesidad del Govern de adherirse al Fondo y brinda su apoyo siempre y cuando explique en el Parlament las condiciones y la finalidad del rescate. Desde el PP, Santi Rodríguez ironizó sobre la dificultad que entraña «pedir el rescate y el mismo día anunciar que se acudirá a una manifestación independentista». Los ecosocialistas pidieron la comparecencia de Artur Mas en la cámara catalana, mientras que grupúsculos soberanistas exigían su dimisión.

 

Rajoy: «No nos vamos a desentender»
El presidente del Gobierno recibirá el próximo día 20 a Artur Mas en La Moncloa para tratar el pacto fiscal que propone la Generalitat. Rajoy dejó claro en la rueda de prensa posterior a su encuentro con Van Rompuy que no es momento de «polémicas» sino de «resolver los problemas». Igual que ha hecho con otras comunidades autónomas desde enero, el Gobierno ayudará a Cataluña y no se «desentenderá» de su situación, dijo Rajoy. El jefe del Ejecutivo insistió en que lo «fundamental» sigue siendo reducir el déficit. «Lo peor que se puede hacer es seguir caminando hacia ninguna parte», sentenció el líder popular.
. .

Cataluña, Valencia y Murcia consumirán la mitad del fondo

Las tres comunidades que han confirmado que solicitarán ayuda del Fondo de Liquidez Autonómico (FLA) consumirán así casi la mitad de su dotación, a falta de que otras regiones decidan si requieren o no la asistencia del Estado para financiarse. Las autonomías tienen hasta final de año para adherirse a esta ayuda. Tras la Comunidad Valenciana que pidió 3.500 millones, la Región de Murcia fue la segunda autonomía en admitir que necesitará ayuda del Estado por valor de 300 millones. Esto, sumado a los 5.023 millones que solicitará el Gobierno de Artur Mas hace que la cifra ascienda a los 8.823 millones que se acercan a la mitad de los 18.000 millones de los que dispone el fondo.
 

La petición de ayuda castiga al Ibex
Los inversores se atragantaron con el rescate a Cataluña y el Ibex se dejó un 0,88%. Pese a esto, el parqué español resistió por encima de los 7.300 puntos, concretamente 7.333,5. Por otro lado, el bono a diez años español cerró en el 6,478%, un 1,47% más que en la jornada anterior, mientras la prima de riesgo –que mide la diferencia entre el bono alemán y el español– repunta ligeramente hasta los 513,7 puntos básicos.
 

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs