MENÚ
lunes 19 noviembre 2018
00:08
Actualizado
  • 1

El comunicado de ETA: la actitud de los socialistas

Rubalcaba mete a ETA en la campaña

El PSOE intenta remontar apropiándose del «cese definitivo»

  • El candidato del PSOE a la Presidencia del Gobierno, Alfredo Pérez Rubalcaba, aplaudido por el lendakari Patxi López, ayer en un acto de su partido en San Sebastián
    El candidato del PSOE a la Presidencia del Gobierno, Alfredo Pérez Rubalcaba, aplaudido por el lendakari Patxi López, ayer en un acto de su partido en San Sebastián
  • Rubalcaba: «Les hemos quitado las bombas, vamos ahora a quitarles los votos»
    Rubalcaba: «Les hemos quitado las bombas, vamos ahora a quitarles los votos»
San Sebastián.

Tiempo de lectura 2 min.

22 de octubre de 2011. 13:48h

Comentada
San Sebastián. 22/10/2011

En el PSOE esperaban como agua de mayo un comunicado de ETA que les diera alguna esperanza de cara al 20-N y Alfredo Pérez Rubalcaba, candidato socialista a la Presidencia del Gobierno, no ha tardado ni 48 horas en comenzar a darle el uso político que se esperaba. Ayer, en San Sebastián, ETA entró de lleno en campaña electoral, después  de que el discurso del ex ministro del Interior se centrara, como se preveía, en el anuncio del pasado jueves en el que la banda terrorista anunció el «cese definitivo de la violencia». Pocos minutos dedicó el candidato al estado de nuestra economía o el acuciante problema del paro. Sencillamente no tocaba. Los socialistas, empezando por Rubalcaba, saben que si la campaña versa sobre las finanzas y el paro, no tienen nada que hacer. Y van a tratar de sacar el máximo rédito electoral al mencionado comunicado de ETA.

En uno de sus primeros actos tras el anuncio etarra, Rubalcaba apeló al «heroísmo inteligente» de los socialistas vascos  por haber «aguantado y buscado salidas», al mismo tiempo que reconoció el trabajo del lendakari Patxi López, del consejero del Interior, Rodolfo Ares y al presidente del PSE, Jesús Eguiguren. Tampoco se olvidó del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero. «Lo hemos pasado muy mal», incluyéndose también en ese calvario.

El candidato socialista aseguró que «hoy estamos más cerca de convivir en libertad de lo que lo estábamos ayer» y señaló que los próximos comicios generales serán los primeros «libres» en el País Vasco. Fue incluso más allá, y pese a que la banda terrorista no haya anunciado que abandona las armas, aseguró que, «les hemos quitado las bombas y a partir de ahora tenemos que quitarles los votos con la fuerza de la democracia». Por supuesto, no faltaron las palabras de reconocimiento para la Policía. «Sin el acoso policial no estaríamos aquí», dijo. Ni tampoco quiso olvidarse de las víctimas. La paz «ha llegado 50 años tarde», en especial «para 829 personas», afirmó.

En un segundo y tercer plano quedó el debate sobre la economía y el desempleo en España. Insistió una vez más en «subir los impuestos a las grandes fortunas», además de «meter recursos públicos para crear empleo». Eso sí, no le quedó más remedio que reconocer que no podrá prometer empleo a los cinco millones de parados, «porque no es cierto», pero que «sí tendrán prestación por desempleo».


Las lágrimas del lendakari
El lendakari Patxi López, visiblemente emocionado y al que se le escaparon incluso algunas lágrimas al referirse a los concejales del PSE como «héroes de Euskadi», aseguró que a partir de ahora «somos una sola voz, una sola voluntad de crear futuro, todos estamos juntos, hemos estado juntos en   el dolor y lo estamos ahora a la hora de la libertad».

Últimas noticias