MENÚ
lunes 19 noviembre 2018
21:47
Actualizado
  • 1

Este hombre nos salvará de la crisis

A primera vista ofrece poca confianza. Pero no se fíen de las apariencias. «Torrente 4» podría revertir la situación que vive el cine español.

  • Tonto el último. Segura se ha apuntado al 3D para la cuarta entrega de la saga de «Torrente»
    Tonto el último. Segura se ha apuntado al 3D para la cuarta entrega de la saga de «Torrente»
  • «Torrente» ha recaudado sólo 18 millones de euros menos que todo el cine español en 2010
    «Torrente» ha recaudado sólo 18 millones de euros menos que todo el cine español en 2010

Tiempo de lectura 8 min.

05 de marzo de 2011. 22:59h

Comentada
6/3/2011

Que si es cutre, casposa y desagradable; que si representa lo peor de nuestro país; que si es irrespetuosa y grosera... Lo que quieran, pero que el próximo viernes vuelva el detective del Atleti a la gran pantalla es de lo mejor que le puede pasar a nuestra industria cinematográfica. Y regresa, cómo no, batiendo récords. Para empezar, «Torrente 4. Lethal Crisis (Crisis letal)» ya se ha convertido en la película española con más copias distribuidas: 657 repartirá por las salas de todo el país. Hasta ahora, ostentaba este récord la cinta de animación «Planet 51», con 600. Vamos, que no va a quedar un rincón de España donde no se pueda ver. Hay que buscar entre éxitos de taquilla mundial como «Avatar» o «Piratas del Caribe» para encontrar una cinta con una distribución mayor en España.

Sinónimo de taquillazo
Para continuar, se ha convertido en la primera comedia europea en tres dimensiones. «Me hace gracia el concepto: un personaje tan cutre junto al último avance tecnológico», dice el padre de la criatura, Santiago Segura. Además de lo impactante que pueda resultar la escatología propia de la saga en formato estereoscópico, los beneficios podrían dispararse. El precio de la entrada para ver cine en 3D supera los 10 euros, y más de 300 copias se distribuyen con esta tecnología.

Si todo funciona como se prevé, Santiago Segura se erigirá un año más en el salvador de la taquilla del cine español, con el permiso de Almodóvar (que estrena en septiembre «La piel que habito»). Siempre ha ocurrido así. En 1998, cuando comenzó la saga con «El brazo tonto de la ley», la cinta recaudó casi 10,9 millones de euros con sólo 124 copias, un promedio que constituye el sueño de cualquier distribuidor. La secuela, en la que el detective se fue de «Misión a Marbella» (2001), recaudó más del doble: 22,1 millones de euros con 303 copias. Algo peor, si este comparativo tiene cabida en la saga, funcionó la tercera, «El protector» (2005), con 18,1 millones de recaudación y 465 copias.

Esto significa que, hasta el momento, la saga ha recaudado 51,4 millones de euros, una cifra no muy alejada de los 69,7 millones que consiguieron todas las películas españolas durante 2010 en la taquilla. Los exhibidores deben de estar frotándose las manos, además de por tener esta película entre manos, porque si normalmente su negocio está más en vender palomitas que entradas de cine, qué mejor que «Torrente» para un combo de los grandes.

Y luego, como ocurre con algunos programas de televisión, pocos reconocerán que la han visto. Pero lo cierto es que, en total, 11,9 millones de espectadores fueron a las salas para descubrir a Torrente en acción. Y aquí llegamos a otra de las claves de su éxito: la acción. Segura siempre se las ha ingeniado para conseguir, sin muchos medios, una escenas dignas del mismísimo Hollywood. Persecuciones, peleas, disparos... todo cabe en este estilo de comedia sin complejos y desvergonzada que la crítica cinematográfica ha vapuleado, pero que el público respalda. «Torrente es un personaje que siempre está en la cuerda floja. Creo que la gente cualquier día se preguntará: "¿Qué mierda es ésta?" Pero lo hago con todo mi cariño, aunque puede arrasar o convertirse en un engendro del demonio», reconocía Segura durante el rodaje.


El cameo del Dr. House
Para mayor gloria de la producción, además de una colosal campaña de promoción, el director cuenta con el apoyo de sus «amiguetes». Porque esta saga, con honrosas excepciones, más que interpretaciones de actores, tiene cameos de famosos. Belén Esteban, Kiko Matamoros y el cantante Francisco son algunas de las nuevas caras del numeroso elenco. No podían faltar Tony Leblanc, Cañita Brava y Manolito Barragán. Pero ninguno de ellos puede causar tanta expectación como Kiko Rivera, alias «Paquirrín», que encarna al ayudante de Torrente. «Isabel Pantoja vino al rodaje porque no se creía que su hijo estuviera trabajando», bromeó Segura sobre el papel protagonista de Rivera en la película.

A causa del recelo del director para revelar detalles de sus películas, mucho mayor cuando se trata de confirmar la intervención de famosos en ella, sería demasiado atrevido cerrar una lista de colaboraciones. Pero nos aventuraremos con una afinada enumeración que dejará boquiabierto a más de uno. En el apartado de actores extranjeros destaca sobre todos Hugh Laurie –el famoso Dr. House–. Del ámbito nacional, Ana Obregón, Alessandro Lecquio, Eugenia Martínez de Irujo, David Bisbal, Risto Mejide, Pablo Motos y Carmen Martínez-Bordiú parecen más que probables participantes. El apartado de futbolistas, otro clásico de los «Torrente», también está bien nutrido, sobre todo, por jugadores del Atleti y el Real Madrid: el «Kun» Agüero, Gonzalo Higuaín, Álvaro Arbeloa, Sergio Ramos y Raúl Albiol estarán en «Lethal Crisis», a los que se une Cesc Fábregas, del Arsenal.

La Academia de Cine ha tratado, sin embargo, a esta saga de manera irregular. Digamos que, al principio, la novedad cuajó. Pero, con el tiempo, los académicos la dejaron de lado mientras asistían atónitos al enorme éxito comercial de sus secuelas. En 1999, la primera parte, «El brazo tonto de la ley», le sirvió a Santiago Segura para alzarse con el Goya al mejor director novel, y Tony Leblanc, rescatado del olvido gracias al realizador, obtuvo un Goya al mejor actor de reparto. Hasta aquí. La secuela «Misión en Marbella» sólo consiguió una nominación para Joaquín Sabina a la mejor canción original, «Semos diferentes».


Proyección internacional
Pero esto es algo que no debe de inquietar mucho a Segura. Por el momento, ha conseguido superar con creces la inversión que ha hecho en sus películas. Esta última, según los datos que aportó en agosto de 2010, le ha costado unos ocho millones de euros, y ninguna de las cintas de la saga ha recaudado menos de esa cantidad. Es notable también que Segura no ha escatimado en la factura técnica de este nuevo Torrente: ha traído técnicos de EE UU para el 3D, y las vistas preliminares son excelente. La inversión sigue su filosofía de que «tienes que hacer que la gente vaya al cine, sobre todo ahora, porque hay teles que se ven mejor que las pantallas de las salas», explica el realizador. Ahora, sólo le falta conseguir la proyección en el exterior, que todavía se le resiste. Cierto es que el humor negro y cañí de Torrente puede resultar demasiado absurdo para alguien que desconozca la actualidad nacional. Pero ese subtítulo en inglés que ha puesto al nuevo Torrente podría ser una premonición. De hecho, algún productor norteamericano ya tiene los derechos, según había contado Segura, aunque todavía metidos en un cajón. «Sacha Baron Cohen está muy interesado. Veremos qué pasa». ¿Será Torrente el que nos saque de la crisis? A la vista de las cifras, parece que por lo menos de la del cine español sí.



El detalle
TWITTER, LA MEJOR PROMOCIÓN
«Si pensáis que me he hecho de Twitter para promocionar Torrente 4, estáis totalmente... en lo cierto» Es la descripción de la cuenta de Twitter de Santiago Segura que, desde que se unió a la red social hace unos meses, ya ha conseguido más de 75.000 seguidores. Con una aguda visión comercial, el director aprovecha sin tapujos las ventajas que le ofrece y mantiene expectantes a sus seguidores sobre cualquier novedad de la película. Su última estrategia ha sido organizar un concurso en la red social. Cada día regala dos entradas al primero que responda a una pregunta sobre una de las cintas de la saga. Se ha convertido en todo un «Community Manager» de su «Torrente 4».

Últimas noticias