Falta grave para funcionarios que hagan «novillos» diez horas al mes

La nueva Ley de la Función Pública actualiza los derechos de los funcionarios y también las obligaciones.

Un funcionario ficha al llegar a su lugar de trabajo
Un funcionario ficha al llegar a su lugar de trabajo

VALENCIA- Les Corts Valencianes aprobarán mañana el proyecto de ley de Ordenación y Gestión de la Función Pública Valenciana que sustituye al anterior texto legal que ya tiene 25 años de vigencia. Entre la múltiples novedades que presenta, cabe señalar una actualización de los derechos y las obligaciones de los funcionarios, y las faltas que del incumplimiento de estas últimas se desprendan. Así, se considerará falta muy grave la realización, dentro de la jornada laboral, de manera reiterada y con ánimo de lucro de otro tipo de actividades personales o profesionales.Mejoras en la conciliaciónAdemás, el incumplimiento injustificado de la jornada de trabajo que acumulado suponga un mínimo de diez horas al mes, o porcentaje equivalente en el caso de que el cómputo no sea mensual, supondrá falta grave.Otra de las novedades más relevantes es la evaluación del desempeño del personal empleado público, procedimiento destinado a medir y valorar la conducta profesional, el rendimiento o el logro de resultados. «Los sistemas de evaluación se orientarán a la mejor gestión de las administraciones públicas, a controlar y reducir el absentismo, al progreso y desarrollo profesional y a la motivación de los empleados mediante su implicación en los objetivos de la organización, adecuándose a criterios de transparencia, objetividad, imparcialidad y no discriminación». Sus efectos se proyectan de forma evidente sobre otros aspectos de la regulación, como la formación, el sistema retributivo, o la provisión de puestos de trabajo, convirtiéndose de esta manera en pieza capital de toda la arquitectura organizativa y en un cambio en la cultura de gestión de personal que permitirá un abandono de la lógica del presencialismo en pos de una orientada a los resultados.Merece destacarse igualmente entre las innovaciones incorporadas, que se profundiza y avanza en las medidas de conciliación de la vida personal y profesional de los empleados públicos de la Comunitat Valenciana, mejorando las previsiones de carácter básico y, así, se amplía de dos a tres años del período de reserva de puesto en la excedencia por cuidado de familiares.La nueva ley también afronta nuevas situaciones y muestra de ello son las disposiciones adicionales existentes en relación con la violencia de género, la lengua de signos, así como con la futura implantación del teletrabajo en la administración de la Generalitat.Eso sí, por poner un pero a la nueva ley. Solo prevé que se ejerza la violencia de género sobre mujeres, nunca sobre hombres.