MENÚ
lunes 18 febrero 2019
21:06
Actualizado

España no renuncia al corredor Central pese a no lograr apoyos en Bruselas

España no renuncia a incluir el corredor ferroviario Central entre los proyectos prioritarios de la Red Europa de Transporte que recibirán fondos comunitarios para su ejecución de aquí a 2030, pese a no haber logrado hoy apoyos entre los Veintisiete y a la oposición de la Comisión Europea (CE).

Bruselas.

Tiempo de lectura 4 min.

22 de marzo de 2012. 17:35h

Comentada
Bruselas. 22/3/2012

España ha sido el único país que se ha opuesto hoy al acuerdo político alcanzado el Consejo de Ministros de Transporte de la UE sobre la Red Europea de Transporte, que establece un mapa con las conexiones que se consideran más relevantes
      
"El Gobierno de España no puede compartir la propuesta actual de la CE porque con ella no se asegura el acceso equilibrado de todas nuestras regiones al espacio europeo al quedar excluidos algunos nodos que para nosotros son fundamentales y vertebradores", señaló la ministra de Fomento, Ana Pastor, en una rueda de prensa al término de la reunión.
      
Pastor demandó la inclusión en la lista de proyectos prioritarios del puerto de Vigo, los aeropuertos de Málaga, Alicante, Gran Canaria y Tenerife Sur, a la vez que revivió las reivindicaciones en torno al corredor Central.
      
La propuesta que presentó la Comisión en octubre incluía los trazados de los corredores ferroviarios Mediterráneo y Atlántico, pero reducía el Central al eje Algeciras-Madrid-Zaragoza y lo dejaba sin una conexión directa con Francia a través de los Pirineos.
      
La CE considera que poco realista creer que el túnel pirenaico, que se situaría en Canfranc (Aragón) pueda estar listo para 2030, requisito obligado para ser declarado proyecto prioritario, a lo que se suma el poco interés mostrado por Francia por esta iniciativa.
      
A este respecto, Pastor respondió que la "CE analiza y en algunos casos diseña, pero quienes ejecutan (las obras) son los estados".
      
El comisario europeo de Transporte, Siim Kallas, descartó en rueda de prensa "empezar ahora las negociaciones desde cero", aunque dejó la puerta abierta a que se incluyan cambios menores, si bien no quiso entrar en detalles.
      
Por su parte, Pastor ha recalcado que ha logrado que se considere a Zaragoza como plataforma logística dentro de las prioridades, aunque no ha obtenido avances en los otros tres aspectos.
      
Kallas señaló que "entiende" que haya cambios de gobierno -como en el caso de España-, pero recalcó "durante las negociaciones con el (anterior) Gobierno español acordamos cosas y algunos elementos no pueden cambiar, no podemos crear un precedente y empezar de nuevo las negociaciones", dijo Kallas.
      
El comisario consideró que si se reabre esta cuestión, los Estados miembros iniciarían la "táctica del salami": "cortar un trocito" al lograr un avance, para luego pedir más.
      
Además, Kallas señaló la importancia de que España y Francia lleguen primero a un acuerdo sobre cómo conectar el corredor Central a través de los Pirineos -un proyecto que no entusiasma a París-, negociaciones que Pastor aseguró que ya se están llevando a cabo.
      

La ministra explicó también que tiene prevista una reunión en las próximas semanas con sus homólogos portugués y francés, con los que tratará las conexiones ferroviarias.
      
Junto a la oposición de la CE, el acuerdo de hoy en el Consejo reduce aún más las posibilidades de que España logre ver cumplidas sus expectativas, puesto que ya solo le queda recurrir al Parlamento Europeo.
      
Pastor expresó su "clara disposición a seguir trabajando" en este sentido durante las negociaciones de los próximos meses, para lo que debería el lograr poco probable apoyo de las delegaciones de varios países, más allá del de los eurodiputados españoles.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs