MENÚ
martes 19 febrero 2019
07:21
Actualizado

Una fragata española libera un barco y detiene a 16 piratas de una nave nodriza

La fragata 'Reina Sofía' de la Armada española ha interceptado a 16 presuntos piratas que se encontraban a bordo de una embarcación secuestrada que supuestamente había sido utilizada como 'buque nodriza' en varios intentos de ataque a buques que operan en el océano Indico.

  • Una fragata española libera un barco y detiene a 16 piratas de una nave nodriza
Madrid.

Tiempo de lectura 2 min.

16 de abril de 2012. 17:33h

Comentada
Madrid. 16/4/2012

Según ha informado el Ministerio de Defensa, el mando de la operación Atalanta de la Unión Europea para la lucha contra la piratería había ordenado al buque de guerra español que localizara y apresara esta embarcación, que había sido secuestrada previamente, ya que se sospecha que había participado en varios actos de piratería.

Tras la liberación del mercante, de bandera de Yemen y con cuatro tripulantes a bordo, los 16 presuntos piratas están siendo trasladados a un lugar seguro de la costa de Somalia, donde, según la nota, serán puestos a "buen recaudo". Fuentes de Defensa consultadas por Europa Press han explicado que no se les dejará en libertad, sino en manos de las "autoridades competentes".

Según indica el comunicado de Defensa, la fragata divisó la noche del pasado 14 de abril la embarcación de tipo 'dhow' que presuntamente se estaba utilizando para actividades de piratería en el área del Mar de Arabia.

Inmediatamente, una unidad de operaciones especiales de Infantería de Marina de la fragata "abordó rápidamente el 'dhow' y controló en pocos minutos a su personal de abordo", indica la nota. En concreto, en la embarcación se encontraban un total de 20 personas, que, según "se comprobó de manera inmediata", eran cuatro tripulantes y 16 presuntos piratas somalíes que habían secuestrado el 'dhow', de bandera de Yemen, el pasado mes de marzo.

Los militares españoles encontraron a bordo de la embarcación numerosas armas ligeras, lanzagranadas y munición, lo que supone "un indicio claro" de que era "susceptible" de ser utilizada como barco nodriza para acciones de piratería.

Tras la operación, la fragata ha permitido a la embarcación que se dirija a su puerto base en Al-Mukalla, al sureste de Yemen, dado que ni el capitán, ni el propietario, ni los tripulantes del mercante atacado expresaron intención de presentar una denuncia.

Mientras tanto, el armamento ha sido incautado y los piratas están siendo conducidos por la 'Reina Sofía' a "un lugar seguro de la costa de Somalia", donde serán dejados "a buen recaudo", en manos de las autoridades competentes.

Según indica Defensa, la embarcación secuestrada es "sospechosa" de haber participado en varios intentos de actos de piratería contra buques mercantes que transitaban por la zona, por lo que el comandante de la Operación ordenó a la fragata 'Reina Sofía' que la localizara y la apresara.

Para el Ministerio que dirige Pedro Morenés, esta actuación de la Armada española supone "un duro golpe para las mafias dedicadas a la piratería que operan en la costa de Somalia", ya que ha "eliminado una banda que actuaba en una importante ruta de tráfico marítimo y de la que, de acuerdo con sus antecedentes, se temían nuevos secuestros en breve plazo de alguno de los buques mercantes que transitan por la zona".

Últimas noticias