Un flaco favor

La Razón
La Razón FOTO: La Razón

El ataque del Consell Valencia de Cultura a la fiesta de los toros en todas sus modalidades demuestra que, tal como se comporta, podría desaparecer hoy mismo. Ni es valenciano ni es de cultura. Lo de Consell es irrelevante. De lo contrario, sus miembros hubieran reflexionado sobre su propia esencia antes de emitir un comunicado como el de referencia. No quiero pensar que hayan actuado desde la politización como forma de acoso al Consell.
Digo todo esto, porque el CVC ha obviado a la mayoría de la ciudadanía, partidaria de estos festejos, ha dado la espalda a la riqueza cultural que la Fiesta desprende y, sin pasar por las urnas, se ha erigido en oposición no solo a la gestión del Consell sino a los demás partidos que nada han dicho contra el espectáculo.
Evidentemente, han optado por ponerse del lado de una minoría en una actitud atípica y, en mi opinión, ajena a sus responsabilidades. Como si quisieran ocupar un lugar por encima del bien y del mal, con tendencia a la prepotencia.
En estos casos es cuando los afectados, la verdadera sociedad civil, deberíamos dirigirnos masivamente y explicar a sus componentes que son institución de servicio público, de todos. Y, a poder ser, de la mayoría. Así es la vida.