El ahorro llega de la mano de la gasolina

La defensa del medio ambiente está siendo asumida cada vez con mayor fuerza por las principales marcas automovilísticas del mundo y, concretamente Nissan puede considerarse como uno de los fabricantes punteros en este aspecto. Cuenta con un amplio programa cuyo objetivo primordial es la rebaja de las emisiones contaminantes.

 
 

El nuevo Micra, que llega al mercado es un claro ejemplo de ese programa, ya que presenta unos valores de CO2 inferiores a 100 g/km. Y es curioso porque el coche se encuadra en el segmento B el mismo de los VW Polo, Seat Ibiza…, donde las ventas se reparten prácticamente a la mitad entre gasolina y Diesel.

Nissan analiza el porvenir más cercano y argumenta que, para cumplir la futura y exigente norma Euro 6, será necesario un filtro de partículas de coste muy elevado. Su nuevo motor de gasolina DIG-S, con compresor, es otro argumento aplastante: 95 g/km de CO2, sólo 4,1 l/100 km de consumo medio y 98 caballos de potencia. El coste es 1.200 euros superior respecto al Micra 1.2 básico. Con esta nueva versión Nissan quiere conseguir un 3% de penetración en el segmento B del mercado español y, en concreto, esta variante aportaría un tercio de las ventas del total de la gama Micra.

Además del motor, el nuevo Micra es completamente diferente a la versión anterior. Gracias a la alianza con Renault, Nissan puede partir de una plataforma nueva, que compartirá con otros modelos de su marca y también de la firma francesa. Esta plataforma tiene una batalla mayor, lo cual permite algo más de espacio en el habitáculo. Es decir, más comodidad para los pasajeros.

El diseño exterior adopta una forma más atrevida y tanto el frontal como la parte trasera son completamente distintos. Sin embargo, hay detalles que se mantienen iguales, como la forma curvada de las lunas laterales. Y otra ventaja más es que ahora el Micra es más aerodinámico, con un coeficiente de sólo 0,29.

Estamos ante un vehículo que ha sido diseñado para el tráfico urbano, para la ciudad, pero con todo lo necesario para realizar viajes por carretera sin la menor pega. Gracias a la dirección asistida y a un cambio de velocidades suave y de cortos recorridos entre marchas, la conducción por el tráfico de las saturadas ciudades resulta fácil y sencilla. A ello nos ayuda también la dirección, que posee un radio de giro muy reducido y además la buena visibilidad posterior. Se ofrece incluso un asistente de aparcamiento para facilitar la maniobra.

Por lo que se refiere a la seguridad, se ofrecen como equipamiento de serie en toda la gama elementos como el control de estabilidad, ABS o «airbag» frontales, laterales y de cortina. También se incluye el sistema «stop&start», que apaga el motor en los semáforos con el consiguiente ahorro en el consumo.

La nueva gama que se vende en España se compone de dos motores de gasolina de 80 y 98 caballos de potencia y tres niveles de acabado. Su comercialización se iniciará a partir del próximo mes de septiembre.