Un anarquista español entre los acusados de terrorismo

Un ciudadano español es uno de los diez detenidos en la operación policial conducida por las autoridades italianas contra supuestos miembros del grupo Federación Anarquista Informal (FAI), que en los últimos meses ha reivindicado varios atentados con explosivos en Italia, Alemania y Francia.

La Razón
La RazónLa Razón

ROMA- El anarquista español Gabriel Pombo da Silva, quien se encuentra encarcelado desde hace ocho años en una prisión de Aquisgrán (Alemania), es uno de los diez acusados por la Justicia italiana de estar detrás de diversos atentados realizados entre 2009 y 2011. Los objetivos de los ataques fueron: la Universidad Bocconi de Milán, un centro de internamiento de extranjeros en Gorizia (norte del país), el director general de Equitalia (organismo de recaudación de impuestos) de Roma, la sede del Deutsche Bank en Fránkfurt y la Embajada griega en París.
En una operación desarrollada en Italia, Suiza y Alemania, en la que se registraron 40 domicilios, fueron detenidos por los Carabinieri ocho de los sospechosos. Las otras dos personas contra las que se emitió una orden de arresto son Pombo da Silva y Marco Camenisch, un anarquista suizo que está encarcelado en su país. Los investigadores consideran que todos ellos, a los que se acusa de «terrorismo internacional», formaban parte de la Federación Anarquista Informal (FAI) o del Frente Revolucionario Internacional (FRI), dos de los grupos anarquistas más activos en Europa.
Militantes de la FAI reivindicaron el reciente atentado contra el consejero delegado de la empresa italiana Ansaldo Nuclear, a quien dispararon en las piernas. No se sabe todavía si alguno de los arrestados pudo estar involucrado en este ataque. Según los investigadores, Pombo da Silva y Camenisch habrían sido quienes, desde prisión, proyectaron los atentados que luego llevaron a cabo sus cómplices italianos.
El Gobierno de Mario Monti teme que el malestar social provocado por la crisis facilite una escalada de la violencia anarquista. Para evitarla, anunció recientemente la puesta en marcha de un dispositivo especial para reforzar la seguridad de 14.000 posibles objetivos terroristas en el que participan cerca de 20.000 policías.

 

El diario de un delincuente
Gabriel Pombo da Silva es uno de los líderes anarquistas más conocidos y ha pasado buena parte de su vida en prisión. Aprovechó un permiso para huir de España en 2004, aunque fue detenido meses después en Alemania. Él se define como «expropiador de bancos» como cuenta en su autobiografía, «Diario e ideario de un delincuente».