El Estado de bienestar al límite: ya sólo trabajan tres y cobran dos

En varias comunidades hay un trabajador por cada perceptor de prestaciones. La Tasa de Soporte del Estado de Bienestar mide la relación entre afiliados y la suma de pensionistas y parados con ayudas. 

.
.

La Tasa de Soporte del Estado de Bienestar, la relación entre los afiliados y la suma de pensionistas y parados perceptores de prestaciones, se encuentra en 1,47, de tal forma que ya hay dos perceptores de prestaciones por desempleo o jubilación por cada tres afiliados, según el estudio realizado por Afi-Agett sobre el mercado laboral.Como consecuencia de este factor, el debate sobre la sostenibilidad del Estado de bienestar se aclara aún más. Al importante deterioro que sufre el mercado laboral desde que estalló la crisis, provocado por el incremento de las prestaciones por desempleo y el descenso en el número de afiliados a la Seguridad Social, se une la progresiva tendencia de envejecimiento que afecta a la población española y que se traduce en que el número de perceptores de pensiones de jubilación aumenta año a año.Fuerte retrocesoEl importante crecimiento económico experimentado a lo largo del periodo 2000-2007, con un aumento continuado del empleo que incrementaba el número de afiliados y que propiciaba un descenso paralelo de los beneficiarios del subsidio de desempleo, contrarrestaba el aumento de los pensionistas como consecuencia del envejecimiento de la población, de manera que la tasa creció un 0,23% en estos años, hasta alcanzar un valor de 1,88. Esto significa que en ese momento había casi dos afiliados por cada perceptor de prestación.Sin embargo, la grave crisis económica que afecta a España desde 2007, en la que el número de parados se ha incrementado un 106,8%, y el de los afiliados se ha reducido un 8,3%, ha llevado al indicador a niveles inferiores a los de hace diez años, lo que se traduce en un grave retroceso en este aspecto. Esto supone un serio problema para la sostenibilidad de nuestro Estado de bienestar, que precisa «revertir la situación y volver a los indicadores anteriores», para lo que es necesario un mercado laboral «sólido y estable, que no permita en futuras crisis un ajuste del empleo tan brutal como el que padecemos», en palabras de Francisco Aranda, presidente de Agett.Madrid y Navarra, a la cabezaPor comunidades autónomas, Madrid es la región con una tasa más elevada, con 2,2 afiliados por cada perceptor de prestación, muy por encima de la media nacional, que se sitúa en 1,47. Le siguen Navarra (1,7), Murcia (1,64) y País Vasco (1,6), mientras que las regiones de Asturias (1,07), Galicia (1,11) y Extremadura (1,18) presentan las tasas más bajas, siendo prácticamente la mitad que las de la región con mejor indicador.El caso de estas comunidades es realmente alarmante, ya que se da la circunstancia de que casi tan sólo un afiliado a la Seguridad Social sostiene a un perceptor de prestación por desempleo o jubilación, por lo que estas regiones no pueden permitirse más reducciones de su volumen de cotizantes si no quieren poner en grave riesgo la sostenibilidad del sistema de bienestar.