Más del 60% de la población contra la retirada de crucifijos

El 64,3% no cree que su presencia en los colegios públicos resulte ofensiva para los no creyentes

Antes del colegio de Almendralejo, el Macías Picavea de Valladolid vivió la misma controversia ( DESCARGUE EL GRÁFICO DE LA ENCUESTA EN «CONTENIDOS RELACIONADOS»)
Antes del colegio de Almendralejo, el Macías Picavea de Valladolid vivió la misma controversia ( DESCARGUE EL GRÁFICO DE LA ENCUESTA EN «CONTENIDOS RELACIONADOS»)

Madrid- En su reciente visita a Santiago de Compostela, Benedicto XVI lanzó un mensaje contundente: «En España ha nacido un secularismo fuerte y agresivo, similar al que se vivió en la década de los años treinta». Pocos días después de pronunciar estas palabras, se vivió un caso que podría reforzar su tesis. El colegio Ortega y Gasset de Almendralejo (Badajoz) ha sido el último centro escolar en escenificar una polémica que se reproduce periódicamente: ¿deben retirarse los símbolos religiosos en general, y los crucifijos en particular, de los espacios públicos como los colegios? La encuesta de NC Report para LA RAZÓN da una repuesta: la mayoría de los españoles se muestra contraria a la retirada de estos símbolos.

El 61,7 por ciento rechaza la petición de los padres laicos, mientras que un 20,9 la defiende. Una opinión generalizada en todas las franjas de edad: los jóvenes de 18 a 29 años dicen ser partidarios de la presencia de los crucifijos en un 47,4 por ciento; los consultados de entre 30 y 44 años, en un 54,3; los encuestados de entre 45 y 64, en un 67,2, y por último, los mayores de 65 se declaran a favor en un 77,1.

La respuesta es más contundente en lo que se refiere a otros símbolos tradicionales como los belenes navideños, que también han generado controversia.


Símbolos que no ofenden
El 64,3 por ciento de los españoles está en contra de su eliminación, mientras que un 23,5 se declara a favor. Los jóvenes de entre 18 y 29 años rechazan su retirada en un 59,1 por ciento; la franja de edad de entre 30 y 44 años comparte esta opinión en un 50,7; los consultados de entre 45 y 64 dice estar en contra en un 71,6, y los de 64 años en adelante rechazan su retirada en un 76,6 por ciento.

Quizá el motivo de esta opinión mayoritaria reside en que los españoles no creen que los símbolos resulten ofensivos para todos aquellos que no practican la religión. Así lo cree un 66,1 por ciento, frente al 19,5 que sostiene la opinión contraria.

Del mismo modo, apenas un 18,3 por ciento afirma que acarrean algún problema en las aulas, mientras que un 68,2 dice lo contrario. Diferente es la opinión en torno al velo islámico: sólo el 28,2 por ciento cree que deben permitirse en clase, frente a un 62,8 que asegura que no deberían estar autorizados.

A la pregunta de si hay suficiente libertad religiosa en nuestro país, la respuesta es unánime: un 77,5 por ciento afirma que sí la hay, y sólo un 18,1 cree que es insuficiente.

Pese a todo, las aulas de 6º y 1º del Ortega y Gasset ya no tienen crucifijos colgados de sus paredes tras la protesta de los padres de dos alumnos, que llegaron a un acuerdo con la Consejería de Educación de la Junta de Extremadura, y que posteriormente fue verificado por el Tribunal Superior de Justicia de la comunidad.

La Asociación de Madres y Padres de Alumnos del centro ya ha protestado contra la medida. Y es que, como confirma la encuesta, la opinión sobre a quién compete la retirada de los crucifijos está dividida: un 49,4 por ciento cree que corresponde a cada Consejo Escolar –formado por padres, profesores y alumnos–, y un 44,2 afirma que la responsabilidad está en manos de la Justicia.


Los polémicos «belenes»
- Próximas las Navidades podría darse el caso de la petición de retirada del tradicional belén, como ha dejado entrever el padre que ha pedido la eliminación de cruces en el centro extremeño.
- Tampoco sería la primera polémica en torno a la presencia de las figuras navideñas. En 2006, la directora de un instituto de Mijas (Málaga) tiró un belén a la basura tras las protestas de unos padres.


ENCUESTA
Los españoles y los símbolos religiosos

La respuesta es mayoritaria: los encuestados creen que los símbolos no dañan a nadie
- Ficha técnica
Empresa: NC Report.
Universo: Españoles entre 18 años y más.
Tamaño de la muestra: 1.000 entrevistas realizadas entre el 12 y el 13 de noviembre.
Nivel de confianza y error muestral: Para un nivel de confianza del 95,45% (2sigmas), y para P=Q, el error es el 3,16% para el conjunto.1.5
Muestreo: Aleatorio simple. Estratificado por conglomerados.



ANÁLISIS
El Gobierno no ofrece respuestas
- ¿Qué han dictado los tribunales sobre la presencia de los crucifijos en las aulas?
–No han sido unánimes. Bastan los dos casos ocurridos la semana pasada. Por un lado, el Constitucional no admitía el recurso de la asociación Escuela Laica, que pedía la retirada de todos los crucifijos del Macías Picavea de Valladolid. Poco después, la Consejería de Educación de Extremadura retiraba estos símbolos del Ortega y Gasset de Almendralejo, una medida apoyada por el Tribunal Superior de Justicia de la región.

- ¿Va a tomar el Gobierno cartas en el asunto?

–Zapatero tenía la intención de emprender una profunda reforma de la Ley de Libertad Religiosa. Sin embargo, la medida se ha quedado en la intención. «No hay urgencia ni una necesidad imperiosa», afirmó esta semana.

- ¿Existe alguna doctrina a nivel europeo?

–Se espera la resolución del recurso de casación presentado por Italia ante el Tribunal Europeo de Estrasburgo que, en 2009, falló contra la presencia de las cruces en las aulas.