Era éste el verdadero rostro de san Pedro

Sale a la luz en las catacumbas de Roma el retrato más antiguo del primer Papa, de finales del siglo IV

Medallón del siglo IV, descubierto en las catacumbas de santa Tecla, el primero que representa al evangelista san Juan.
Medallón del siglo IV, descubierto en las catacumbas de santa Tecla, el primero que representa al evangelista san Juan.

Roma- Las catacumbas de los primeros cristianos, que como una ciudad subterránea serpentean bajo las calles y casas de Roma, siguen ofreciéndonos descubrimientos apasionantes. El último es la representación más antigua de cuatro apóstoles, san Pedro, san Pablo, san Andrés y san Juan, hallados en la gruta de santa Tecla, situada en los alrededores de la basílica de San Pablo Extramuros. Según explicó Fabrizio Bisconti, superintendente arqueológico para las catacumbas, la representación pictórica de los apóstoles data de finales del siglo IV, cuando el cristianismo empezó a prender entre los nobles romanos .Los apóstoles existieronEstán pintadas en el techo de una habitación que una patricia romana había mandado construir para ser luego sepultada en ella. Tras viajar a Tierra Santa, la aristócrata decidió que la decoración de la estancia, bastante amplia para las habituales estrecheces de las catacumbas, estuviese basada en temas bíblicos. «El cubículo emula un mausoleo o una basílica, con el techo forrado de láminas de oro. Además de la representación de un colegio apostólico con Cristo en el centro, a su lado aparece la señora llena de joyas junto a su hija, orando», refiere Bisconti. El arzobispo Gianfranco Ravasi, presidente del Pontificio Consejo para la Cultura y máximo responsable de la Pontífica Comisión de Arqueología Sacra, destaca el importante valor simbólico del hallazgo. «Hay una representación de la piedad y de la devoción muy clara. También nos ofrece una visión sobre la lectura de la Biblia gracias a la ilustración de los temas teológicos que se hace en las imágenes», explica a LA RAZÓN. El descubrimiento de las catacumbas de santa Tecla se debe en buena parte a su empeño por restaurar las grutas conocidas y por seguir excavando para obtener nuevos descubrimientos. «En los próximos años se verán cosas interesantes con los trabajos que ahora se están realizando», aventura. Bisconti destaca que el cubículo desenterrado muestra que la devoción a los apóstoles existía desde el origen del cristianismo. «En los casos de Andrés y Juan, se trata de las representaciones más antiguas», mientras en el caso de san Pedro, aunque existen representaciones suyas desde mediados del siglo IV «nunca habíamos tenido ocasión de verlo en forma de retrato», apunta. Ahora, habrá que esperar hasta que puedan ser visitadas por el público.