Adepa exige aclarar dónde están los restos de la Encarnación

El director de las excavaciones y la jefa de Bienes Culturales se contradijeron sobre el supuesto expolio.

La Razón
La Razón FOTO: La Razón

SEVILLA- La Asociación para la Defensa del Patrimonio Histórico Artístico de Andalucía (Adepa) no está dispuesta a «enterrar» la investigación sobre el presunto expolio cometido en las excavaciones arqueológicas de la Encarnación y llegará hasta las últimas consecuencias para demostrar si se han perdido restos de interés debido a las obras del Metropol Parasol. Ante las contradicciones en las que incurrieron el arquitecto responsable de las excavaciones, Fernando Amores, y la jefa de área de Bienes Culturales de la Delegación Provincial de la Consejería de Cultura, María Antonia Teva, acerca del destino que recibieron los restos arqueológicos hallados en la Encarnación, Adepa ha reclamado en el juzgado que instruye el caso que requiera a la Dirección General de Bienes «las actas de depósito de materiales» que la funcionaria declaró que se habían redactado durante el procedimiento de retirada y depósito. Teva aseguró en su declaración que «se tiene conocimiento exacto donde se encuentran» y ubicó los elementos encontrados en el museo arqueológico municipal y en dependencias de la Consejería de Cultura. Amores, por su parte, indicó que estaban, además de en estos dos lugares, en un aparcamiento de la Gerencia Municipal de Urbanismo en Plaza de Armas y en los almacenes de la Consejería de Cultura en el yacimiento arqueológico de Arva, de Alcolea del Río, propiedad de la Junta de Andalucía. Para resolver esta duda, y determinar si se produjo o no el expolio, Adepa reclama tener acceso a esas actas.El mercado, tras el verano Por otra parte, el delegado de Urbanismo, Manuel Rey, aseguró que la intención es abrir las nuevas instalaciones del mercado de la Encarnación una vez que haya pasado el verano. «Es muy probable que después del verano, y siempre consensuando con la opinión de los comerciantes, podamos ver el mercado disponible», indicó en «Radio Sevilla». La decisión, evidentemente, implicaría que la zona comercial empezara a recibir clientes mientras las obras de las otras fases del proyecto continuarían desarrollándose en el exterior. Esta opción ha sido calificada como «una locura» por responsables de la construcción del Metropol Parasol, por las complicaciones que generaría a la hora de garantizar la seguridad tanto de los placeros como de quienes acudan a los puestos a comprar.

El nuevo Fibes estará este añoOtro de los grandes proyectos que dejó inconclusos a su marcha Alfonso Rodríguez Gómez de Celis –aunque él se atribuyó su «desbloqueo»– fue la ampliación del Palacio de Exposiciones y Congresos, cuya construcción también se ha visto sometida a modificaciones, retrasos y sobrecostes. El delegado de Urbanismo, Manuel Rey, aseguró ayer que Fibes estará finalizado antes de que acabe este año, tal y como se estableció en el último compromiso, e incluso aventuró que podría ser inaugurado «después del verano, como el mercado de la Encarnación». Atrás quedaron ya otros plazos anteriores que fueron incumplidos.