ANÁLISIS Otra vuelta de tuerca

La Razón
La RazónLa Razón

¿Qué consecuencias tiene que Bildu controle Guipúzcoa?
–Existe el riesgo fundamental de que se le dé una vuelta más de tuerca a la rosca de la boina guipuzcoana, que nos convirtamos en un territorio más encerrado en sí mismo, más aislado de España y de Europa. Guipúzcoa perderá atractivo para los inversores de Europa y España. A ver quién decide invertir con Bildu gobernando... Guipúzcoa corre el riesgo de quedarse atrás en todo.

¿Por qué los demás partidos no han llegado a un acuerdo?
–La responsabilidad exclusiva ha sido del PNV, que no se ha querido sentar para garantizar un gobierno sensato. El PNV ha decidido ya cuál es su verdadera cara. La gran contribución del PNV ha sido condenarnos a salvar a Zapatero en el Congreso día sí y día también; y luego castigar a los vascos por meter a Bildu en el País Vasco.

¿Cómo se interpreta que Etxeberria y Permach estuvieran entre los invitados?
– Garitano es la cara «amable» de Bildu, pero los verdaderos son los que están entre bambalinas, los que van a diseñar la política. Hay una Bildu que da la cara y otros que aparecen en los momentos clave y que son los que controlan la política de Bildu.

¿Cómo interpreta el discurso de Garitano, que habla de reconocer el dolor causado a las víctimas en general?
–Es una retórica insufrible que se diluye en la nada. Rechazan tanta violencia en el mundo mundial que se concreta en nada. Quieren construir un relato que oficialice que aquí nadie mató y nadie murió. Es la actitud miserable de Bildu, intentar reconstruir el pasado para no tener que retratarse. Ésa es su paz y su concepto y es mezquino e intolerable.