ANÁLISIS: Legionela una bacteria peligrosa para enfermos respiratorios

DESCARGUE EL GRÁFICO EN «CONTENIDOS RELACIONADOS»
DESCARGUE EL GRÁFICO EN «CONTENIDOS RELACIONADOS»

- ¿Qué caracteriza un brote grave de legionela?
–La autoridad sanitaria declara un brote epidemiológico según el número de casos que se produzcan en un determinado espacio de tiempo. No se declara por la gravedad de los casos o la mortalidad, sino porque se produzcan muchos casos en poco tiempo. En el caso del brote en Madrid, no por ser un elevado número de casos, un total de 27 hasta el momento con dos fallecidos, supone un brote epidemiológico ya que una epidemia es algo muy serio que podría provocar alarma social. Antes de declararlo hay que comprobar el origen de los casos detectados, porque deben de tener un factor común para que sea un brote, por ejemplo un viaje al mismo sitio o haber estado en la misma consulta.


- ¿Por qué ha sucedido ahora?
–La bacteria se reproduce a temperaturas que oscilan entre los 25 y los 40 grados, por lo que es más habitual que haya brotes a comienzos del verano, pero se puede dar en cualquier época. Si hay agua estancada en algún depósito o en un sistema de refrigeración puede aparecer legionela.


- ¿Es una bacteria muy contagiosa?
–Sí, porque es una bacteria que se transmite por vía aérea, como la tuberculosis o la gripe. La tos de un enfermo de legionela contiene la bacteria pero no es habitual el contagio persona a persona ya que tiene un gran tamaño y la primera barrera de defensa respiratoria del cuerpo humano la detecta enseguida si el individuo tiene un aparato defensivo sano. Sin embargo, las personas que tienen menos defensas por sufrir una enfermedad respiratoria crónica o una inmunodeficiencia o un transplante sí pueden contagiarse con más facilidad


- ¿Es más preocupante un foco en un edificio de oficinas o en uno de viviendas?
–Da igual, tanto si está en el sistema de aire acondicionado de una oficina o en la refrigeración común de un edificio de viviendas los trabajadores y vecinos, en general, suelen ser personas inmunocompetentes, esto es, sin problemas de defensas, y no se contagian fácilmente.


- ¿Es muy grave el contagio?
–Depende de si el enfermo tiene una infección por legionela o una neumonía por legionela. En el primer caso, los síntomas suelen ser similares a los de una gripe común o una bronquitis aguda y, simplemente, se receta un tratamiento con antibióticos que se puede seguir en el domicilio si no hay una enfermedad respiratoria crónica. Si hay neumonía significa que existe una lesión pulmonar y hay que ingresar al paciente. Los casos mortales por legionela son siempre por neumonía.


José Gallardo.
Coordinador del grupo de infecciones y tuberculosis de NeumoMadrid