Los Miami una peligrosa banda española de matones

La banda de "los Miami", desarticulada hoy en una operación conjunta de la Policía Nacional, el FBI de EEUU y la Fiscalía de Miami, es un grupo de delincuentes españoles vinculados al control de la seguridad de diferentes locales nocturnos de Madrid, dar palizas por encargo y distribuir droga.

Muy conocidos en el mundo de la noche madrileña, son una peligrosa red de matones que comenzaron a actuar con coacciones, amenazas y ajustes de cuentas en los años noventa  y a partir de 2001 se dedicaron preferentemente al negocio de las drogas en los locales nocturnos, en especial, las discotecas de Madrid y la costa levantina. En los últimos años trabajaban sobre todo en el control de la seguridad de los locales nocturnos madrileños.

En ese ambiente se les podía reconocer conduciendo coches de lujo, frecuentando discotecas "bacaladeras"e incluso algunas exclusivas de la capital. Los Miami captaban a sus más directos colaboradores entre jóvenes que eran asiduos de gimnasios de musculación, a quienes luego les hacían sus guardaespaldas.

En los últimos años han sufrido duros golpes policiales. En octubre de 1996, dieciocho integrantes de la banda fueron detenidos en Madrid por la Brigada de Policía Judicial, lo que supuso un duro revés a su organización.

En esa operación, los agentes decomisaron varias armas y municiones, al menos 12.000 pastillas de éxtasis, cuatro kilos de cocaína pura, setenta cápsulas de estupefacientes, una prensa para la preparación de los llamados "ladrillos"de coca, cuatro automóviles y otros enseres.

Tras la detención, la policía informó de que habían tenido conocimiento de tres casos de palizas y lesiones en los que las víctimas no se atrevieron a denunciar pues las amenazas de muerte llegaban hasta las familias de los afectados.

El nombre de la organización criminal está también vinculado según las Fuerzas de Seguridad con el asesinato a tiros en 2001 del portero de discoteca Francisco Javier Manzanares en Móstoles (Madrid).

"Los Miami"sufrieron otro golpe policial en julio de 2009, con la detención del nuevo supuesto jefe de la organización criminal, Juan Carlos P.E., que estaba huido de la Justicia desde 2005 y era uno de los fugitivos más buscados. En esa fecha, la Audiencia Nacional había abierto un juicio contra él por su presunta relación con una operación de tráfico de drogas.

Al detenido se le relacionó además con el abogado penalista Rafael Gutiérrez Cobeño que defendió a varios acusados por delitos de tráficos de drogas y que apareció asesinado el 27 de octubre de 2005 cerca del Parque del Retiro, en Madrid.

El nombre de "los Miami"se relacionó en enero de 2009 por la Policía Nacional con el asesinato de dos personas en la discoteca "Heaven. Sala Palace", de Madrid. La hipótesis policial era que las muertes se produjeron en una pelea entre un clan búlgaro y "los Miami"por el control de la seguridad en los locales de ocio.

Hoy, la banda ha sufrido otro importante golpe con la detención de dos de sus dirigentes, los hermanos Alvaro y Artemio López Tardón, en un operativo en el que han sido arrestadas otras diecinueve personas entre España y Estados Unidos. Alvaro López Tardón ya había sido detenido en al menos dos ocasiones relacionadas con el tráfico de drogas.