MENÚ
martes 17 septiembre 2019
14:19
Actualizado

Los amores difíciles de Christina

El nuevo disco de Rosenvinge hace una relectura de los mitos femeninos: «Son amores destructivos porque es ahí donde se define el ser humano»

  • Después del gran éxito con «Tu labio superior», Rosenvinge dobla la apuesta y la densidad de las canciones
    Después del gran éxito con «Tu labio superior», Rosenvinge dobla la apuesta y la densidad de las canciones

Tiempo de lectura 4 min.

20 de enero de 2011. 21:13h

Comentada
20/1/2011

Se le deshacían las canciones. Ninguno de los temas que iba componiendo después del éxito de «Tu labio superior» resistían después de una semana. «Eran canciones ligeras que al principio me gustaban mucho pero al cabo de una semana me parecían flojas. Así que lo tiré todo y volví  a empezar», cuenta Christina Rosenvinge ahora que ha conseguido terminar «La joven Dolores», su nuevo álbum, cargado de callejones oscuros cuando menos te lo esperas.


De Eva a Lady MacBeth  
De la crisis narrativa salió con una idea, «adaptar los personajes mitológicos o bíblicos femeninos, tan cargados de profundidad, a temas pop. Y en la primera canción dí con el tono y trabajé en ellas muy intensamente». No quería repetir el disco anterior y se fijó en personajes como Lady MacBeth, Eva o la mujer de Lot. «Si te fijas, el icono de la mujer a lo largo de la literatura es el mismo: o muy buena o muy mala, pero siempre en el papel pasivo, al servicio de  un personaje masculino que está lleno de matices y dilemas. El juego que se me ocurrió era el de tratar de entender a los mitos femeninos», cuenta. Y el resultado se nota, aunque las referencias no sean tan explícitas, sino que quedan relegados a un juego de referencias como el título del álbum. «Compuse todo el disco sola, en Formentera, de vacaciones. Y ‘‘La joven Dolores'' es el nombre que tenía el barco que te llevaba desde Ibiza a Formentera en los años 80, cuando la isla era como un paraíso perdido, desconocido», explica.

Rosenvinge se llevó las canciones en maqueta a Nueva York. «Los bocetos estaban hechos para que no se me olvidaran, porque intenté hablar con algún músico para que me ayudara a grabarlas, pero ninguno estaba disponible». En Nueva York sí que tuvo ayuda, y menuda ayuda: Steve Shelley (Sonic Youth), Chris Brokaw (ex Come) Georgina Hubley (Yo La tengo),  Aurora Aroca (Boat Beam) Charlie Bautista y Benjamin Biolay, que canta en uno de los cortes y que aportan texturas propias a un disco grabado entero en acústico. «Porque está compuesto en el Mediterráneo –justifica–. En lo musical he intentado jugar con estructuras distintas, unas con marcados estribillos y otras sin ellos, y salirme de los esquemas». 

Las primeras escuchas parecen anunciar un disco más oscuro e inquietante. «No creo que lo sea. Es porque se habla de amores difíciles o amores destructivos, pero siempre acaban bien, se trata de supervivencia», asegura.  «En todo caso, hay que escucharlo mucho, porque las canciones se basan en las letras y hay que darle tiempo para llegar a entenderlo y apreciarlas». Para Rosenvinge, en el amor «es cuando somos más nosotros mismos, cuando nos comportamos como somos auténticamente y no podemos escondernos».


Acústicos y gira
El disco sale a la venta el próximo 24 de enero y será presentado en gira a partir de marzo, pero antes comienza una pequeña ronda de acústicos de pequeño formato, el primero, el mismo 24 en Fnac Callao de Madrid. Hablando de tiendas, ¿hay futuro vendiendo discos? «Hace falta debate, no es justo que las únicas beneficiadas de esto sean las compañías de telecomunicaciones por el ADSL y las webs de descargas. Antes había un modelo poco transparente, es verdad. Cada uno debe recibir lo razonable por su trabajo. No me preocupan los usuarios, sino los intermediarios que se enriquecen», afirma la cantante.


«Preguntan si escribo mis canciones»
Rosenvinge se ha fijado en la forma de escribir de mujeres para trazar sus historias. Margaret Atwood, Alejandra Pizarnik o Luisa Castro inspiran algunos de sus versos. «En la forma de escribir, me identifico con mujeres, en la de hacer música, con los hombres». Sobre la presencia de mujeres en los escenarios, cree que «faltan muchas por dar el paso. No hay técnicas o instrumentistas, aunque vayamos creciendo», señala. «Pero creo que una mujer tiene que demostrar más veces por qué está ahí. A mí, con la promoción de este disco, me han preguntado si escribo mis canciones. Con un hombre se da por sentado, y no es que me ofenda, es que constato que ocurre».

 

Dónde: Fnac Callao Madrid.
Cuándo: el 24 de enero, a las 21:30.
Cuánto: gratuito para los primeros compradores del disco.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs