El PP apela a la crisis para revocar la prohibición de los toros en Cataluña

La crisis está afectando a todas y cada una de las decisiones que toma la Generalitat. Recortar un 10 por ciento el presupuesto para este año ha obligado a todas las conselleries a tomar medidas y muchas están generando polémica.

Alicia Sánchez-Camacho recoge la montera que le lanzó Serafín Marín en La Monumental ante Rafael Luna
Alicia Sánchez-Camacho recoge la montera que le lanzó Serafín Marín en La Monumental ante Rafael Luna

Recortar un 20 por ciento el gasto corriente de agua, luz y electricidad en los institutos el próximo curso, bajar las ayudas de la semana blanca que se celebrará este curso por primera y última vez o paralizar la construcción de museos como uno sobre el cómic en Barcelona son sólo tres ejemplos de una lista que lleva camino de convertirse en interminable.

El PP considera que en este contexto de recortes generalizados para intentar rebajar el déficit del 3,9 al 1,3 por ciento una buena medida es frenar la prohibición de los toros. El motivo no es otro que la ley aprobada en el Parlament el 3 de agosto del año pasado para prohibir la Fiesta Nacional desde el 1 de enero de 2012 prevé indemnizaciones millonarias para los afectados. Los populares registrarán hoy en la cámara catalana una batería de preguntas al Govern cuya finalidad es intentar frenar el veto a las corridas de toros en Cataluña mientras espera que el Tribunal Constitucional se pronuncie sobre su recurso contra la ley, que presentaron el 28 de octubre del pasado año.

El diputado Rafael Luna quiere saber si el ejecutivo de Mas ha cuantificado el coste de la prohibición, que un estudio de la Plataforma para la Promoción y Difusión de la Fiesta de los Toros ha calculado en unos 300 millones de euros. También pregunta por el impacto económico para el sector y si tiene previsto indemnizar a los afectados. La ley que prohíbe los toros fija en la Disposición Adicional Primera que el Govern debe determinar las compensaciones económicas derivadas del fin de la Fiesta Nacional antes de junio de 2012.

Los populares son totalmente contrarios a esta ley, que cuajó en el Parlament gracias a la libertad de voto de CiU y PSC. Teniendo en cuenta que se aprobó con una moratoria de los convergentes para que se aplicara a partir del 1 de enero de 2012 consideran que en el contexto actual se podría realizar una nueva moratoria. Además, preguntan al Govern si ya han calculado el importe de las compensaciones y si estará reflejado en los Presupuestos de la Generalitat, que el Govern no prevé aprobar hasta julio.

C's se suma al freno

Por su parte, Ciutadans también está moviendo ficha para intentar que la plaza de toros de La Monumental no finalice su actividad taurina. La formación está preparando una propuesta para que se paralice la prohibición alegando que la situación financiera de la Generalitat no aconseja desplegar la ley, ya que incrementará los gastos de la administración autonómica, informó la agencia Europa Press.

Está por ver si la crisis es motivo suficiente para que la Generalitat se replantee la prohibición de las corridas de toros. Se están tomando muchas medidas para frenar el déficit, pero el propio presidente de la Generalitat, Artur Mas, votó a favor de la abolición en una de las jornadas más trascendentes de la pasada legislatura. La prohibición de los toros surgió de una Iniciativa Legislatura Popular promovida por la plataforma «Prou!», que alegó el maltrato de los toros, aún cuando las corridas se consideran un arte.