MENÚ
miércoles 18 julio 2018
18:41
Actualizado
Consulta
Selecciona tú localidad
Ahora
  • 07:00h ºC
  • 15:00h ºC
  • 21:00h ºC
  • 1

El mayor de los nietos del Rey «realizaba prácticas de tiro» junto a su padre en la finca familiar de Soria

Froilán herido leve en el pie al disparársele una escopeta

  • Froilán herido leve en el pie al disparársele una escopeta

Tiempo de lectura 2 min.

10 de abril de 2012. 00:07h

Comentada
10/4/2012

MADRID- La noticia saltaba a última hora de la noche de ayer: el nieto mayor de los Reyes resultaba herido tras recibir un disparo en el pie. «La Casa de su Majestad el Rey informa de que en la tarde de hoy, 9 de abril de 2012, Felipe Marichalar Borbón, ha sufrido un accidente cuando realizaba prácticas de tiro en la finca familiar de Soria». Así comenzaba el escueto comunicado con el que la Familia Real daba a conocer el incidente.

El pequeño Froilán, de 13 años, disfrutaba junto a su padre, Jaime de Marichalar, y su hermana Victoria Federica de los últimos instantes de las vacaciones de Semana Santa, motivo por el que el pasado domingo pudo verse a la Infanta Elena acudir sola a la tradicional misa de Pascua en la catedral de Palma de Mallorca.

Las vacaciones habían transcurrido con normalidad y nada hacía presagiar lo que ayer ocurrió. El conciso comunicado hace especial hincapié en que el niño, que se encontraba «en el patio de la casa», estuvo  en todo momento «acompañado por su padre», incluso en el preciso momento en que «se le disparó una escopeta de pequeño calibre», concretamente del calibre 36, causándole una «herida en el pie derecho». Poco más se detalla del incidente. Tan sólo que el nieto mayor de los Reyes fue llevado en primera instancia al Hospital Santa Bárbara de Soria, donde «le fueron realizadas las primeras curas».

Posteriormente, fue trasladado a Madrid e ingresado en un hospital de la capital, «donde se ha procedido a la limpieza quirúrgica de la herida». A falta de un informe médico, todo apunta a que la herida en el pie no reviste gravedad, ya que el calibre de la escopeta era pequeño y se actuó con gran celeridad. No obstante, el hijo de la Infanta Elena y Jaime de Marichalar pasó la noche ingresado y en observación.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs