La hora de Odriozola

El ex atleta Fermín Cacho, oro olímpico en Barcelona 1992, ha opinado sobre los casos de dopaje que están azotando el atletismo español y ha pedido que no se sospeche "de todos los logros de la historia del atletismo de nuestro país", a la vez que ha pedido responsabilidades al presidente de la Federación Española, José María Odriozola.

En la imagen, el atleta Fermín Cacho.

Ha tenido tiempo para pensar cómo debía argumentar el nombramiento de Marta Domínguez como vicepresidenta de la Federación, la atleta modélica ahora transformada en sospechosa de tráfico de sustancias dopantes. Una breve nota para comunicar a la palentina la destitución en su puesto federativo ha sido la única aparición del presidente.


Tampoco ha explicado su relación con Eufemiano Fuentes. Una relación que nació hace más de 25 años, cuando Odriozola era directivo de la Federación. Juan Manuel de Hoz, entonces presidente, le encargó a mediados de los 80 que coordinase un programa de ayuda médica a los atletas. Una manera de competir en igualdad de condiciones con el resto de países. El médico encargado de esas «ayudas» era Eufemiano Fuentes, un joven ginecólogo canario que en sus años aún más jóvenes intentó ser atleta a las órdenes de Manuel Pascua Piqueras, que también colaboraba en el proyecto.

Eufemiano y Pascua salieron ayer del calabozo. Odriozola, que ahora reniega de la confianza depositada en Marta Domínguez, dará la cara hoy en la Federación para explicar la postura oficial. La suya y la del organismo que preside. Odriozola, famoso por sus excesos verbales, ha conseguido estar callado. Algo que no pudo evitar el Comité Olímpico Español cuando antes de la elección de la sede de los Juegos de 2016 se atrevió a afirmar que Río era «la peor candidatura». Después, fueron Alejandro Blanco y sus colaboradores los que tuvieron que dar explicaciones ante el olimpismo internacional.

Ahora es el atletismo el que le pide una reflexión e incluso un paso al costado. Campeones como Fermín Cacho, medalla de oro en los 1.500 en los Juegos de Barcelona, reclaman un cambio. «Odriozola lleva muchos años, prácticamente desde 1989. Es un ser que, o es querido o es odiado. Yo he hablado bastante con él, y no sé si le quedarán muchos años de ser presidente.

Me parece que tiene 72 ó 75 años, y supongo que esto le hará reflexionar y cambiar la Federación», comentó ayer en la cadena Ser. «Lo mejor para la Federación es limpiar el nombre lo antes posible, que no va a ser nada fácil por la repercusión mediática. Hay atletas que han firmado un documento para decir que no todo el mundo es igual, y yo creo que hay que ponerse todos manos a la obra a trabajar para que la herida cicatrice lo antes posible», añadió Cacho. «Hay que hacer balance de todo lo que ha pasado, por qué ha pasado y qué es lo mejor para la Federación», agregó.

«Lo que hay que hacer es levantar la cabeza y mirar hacia delante porque el deporte español no es sospechoso. Se habrán hecho cosas para mejorar el rendimiento, son errores que se cometen y yo creo que tienen que estar bastante arrepentidos», concluyó.


A las 12 en la Federación

A las 12 de la mañana se podrá escuchar por fin al presidente de la Federación Española. La Federación de Atletismo, la casa que preside desde enero de 1989 albergará la conferencia de prensa. Odriozola, que durante este tiempo ha compaginado el cargo de presidente con el de seleccionador, lo que le ha convertido en el dueño absoluto del atletismo nacional, por fin dará su versión. Puede que ahora, a los 71 años, le haya llegado el momento de dejar el poder en manos de otros. Pero antes, tendrá que ofrecer una explicación.