Un «front row» entre chicles perros y bailaores

Clara Courel saca los chicles. Y en menos de un minuto, Rocío Carrasco, Fidel Albiac y Ana Rosa –con unos YSL de envidiar- mueven sus mandíbulas al ritmo del flamenco de Hannibal. «Laguna es mi debilidad», decía la hija de Rocío Jurado que no entró al trapo ante las insistentes preguntas sobre familia, herencias y demás. Tampoco ladró el perro de Bibiana Fernández en el desfile de Ana Locking. Sí, un perro, al que tenía tan amaestrado que parecía Ana Wintour pasando revista a cada una de las modelos de la madrileña, a las que seguía con la mirada. Sólo le faltaban las gafas de sol. Con más ganas de guerra parecían las multitudes reunidas para ver la presentación de Aristocrazy –una proyección multimedia que no logró la espectacularidad ni la sofisticación de Andrés Sardá–. Desde la familia Lapique, con Cari y Caritina a la cabeza, a Paloma Lago, Raquel Rodríguez, Olivia de Borbón, Nuria March, Maribel Yébenes y José Mercé. Sí, Mercé. A apoyar a Juana Martín, acudieron, por su parte, Patricia Olmedilla, Gloria Lomana y Josep Piqué.