Las tres alternativas para reducir el abdomen

Alternativas para reducir el abdomen
Alternativas para reducir el abdomen

1- Criolipólisis
Aunque no es un método de perder peso ni de tratar la obesidad, la criolipólisis es el primer método no invasivo que elimina los adipocitos o células grasas de forma selectiva mediante un sistema de frío que no daña el resto de las células de la piel. El tratamiento es indoloro, ya que la zona permanece anestesiada por el frío. Los flancos de la cintura, el área abdominal y la espalda son las zonas que mejor responden a esta técnica. La máquina posee un aplicador externo de vacío con paneles de enfriamiento que se coloca directamente sobre la piel con grasa localizada.

 

Una vez que los adipocitos se ven afectados por el frío, comienza un proceso de muerte natural de las células grasas y se eliminan de forma gradual y progresiva por el propio organismo. Pese a que el número de sesiones depende de las necesidades que requiera cada persona,con un tratamiento se puede eliminar hasta un 20 por ciento de la grasa tratada. Los resultados de los estudios realizados evidencian una reducción de entre cinco y siete milímetros de grosor de la grasa por sesión en la mayoría de los pacientes. Eso sí, conviene aclarar que no todas las personas son aptas para experimentar sus resultados ya que el candidato ideal es una persona delgada, pero con depósitos de grasa modestamente pronunciadas que son difíciles de eliminar con la dieta o el ejercicio.
 

2 - Abdominoplastia
Hay casos en los que ni las dietas ni el ejercicio parecen surtir efecto, como en mujeres obesas a las que realizaron una reducción de estómago y queda un faldón de piel, o bien las que han dado a luz en varias ocasiones y han perdido la musculatura de la zona abdominal. Para ellas, otra opción es la dermolipectomía abdominal, conocida como abdominoplastia. Consiste en la resección o eliminación del exceso de piel y de la grasa abdominal al mismo tiempo que se corrige la flacidez de la pared muscular.

 

Se debe distinguir entre el abdomen de las mujeres que han tenido hijos y las que no, ya que en este último caso el acúmulo graso se encuentra en la zona baja del vientre y no tiene por qué hacer falta resecar piel. El primer paso es realizar una incisión de una cadera a la otra, encima del pubis. Se hace una segunda incisión alrededor del ombligo para separarlo de los tejidos de alrededor y, a continuación, se separa la piel de la pared abdominal, exponiendo los músculos abdominales. Éstos se tensan formando una pared firme y una cintura más estrecha. La piel separada se estira en dirección al pubis y la piel sobrante se elimina, mientras el ombligo se coloca en su nueva posición. Finalmente, se sutura y se coloca un vendaje que la paciente llevará entre 12 y 14 días, después de haber permanecido uno o dos días hospitalizada.
 

3 - Abdominales
En función de la postura en la que se realicen se ejercitará una zona u otra. Así, en posición tumbado supino con las piernas flexionadas y dirigiendo de forma alterna el codo a la rodilla contraria, se trabajan los abdominales oblicuos, mientras que en la misma posición, con las piernas hacia arriba y empujando los glúteos, se fortalecen los inferiores. Aunque no podemos conseguir una cintura estrecha con sólo hacer este tipo de actividad, ya que lo que se consigue es fortalecer y dar tono a la musculatura. Son necesarios, además, ejercicios cardiovasculares de tipo aeróbico que permiten que la grasa acumulada se transforme en energía.

 

Para hacer una buena tabla sin lesionarse hay que realizar cinco series de los abdominales superiores y tres o cuatro de los inferiores tres días por semana con uno de descanso en medio. Además, con una buena postura se evitan lesiones a nivel del raquis cervical y del raquis lumbar, como contracturas, «tirones» o lesiones por sobrecarga. Por ello se recomienda colocar la espalda recta sobre una colchoneta con las piernas en flexión para evitar una curva lumbar excesiva. No hay que olvidar que el abdominal es un único músculo, por lo que, al final, aunque se hable de trabajar los inferiores, superiores u oblicuos, se ejercita todo.