Corredor engañó a los lorquinos con 300 viviendas que el Sepes no iba a construir

El Ayuntamiento denuncia que el anterior Gobierno no llegó a dar la orden

MURCIA- El Ayuntamiento de Lorca aseguró ayer que el anterior Gobierno central del PSOE no llegó a encargar a la Entidad Pública Empresarial del Suelo (Sepes) la construcción de viviendas prefabricadas para damnificados tal y como prometió el pasado mes de septiembre la ex secretaria de Estado de Vivienda, Beatriz Corredor. En concreto, el 19 de septiembre Corredor anunció en Lorca que el Ejecutivo central financiaría el cien por cien del coste de construcción de estas 300 casas, cifrado en unos quince millones de euros, además dijo que las primeras cincuenta estarían listas en un plazo máximo de seis meses que expiró el pasado domingo.
De este modo, el concejal de Urbanismo del Consistorio lorquino, José Joaquín Peñarrubia, matizó que el Ayuntamiento puso en octubre cuatro solares a disposición de Sepes y que ya ha trasladado a este organismo los costes de urbanización de los mismos. Asimismo, Peñarrubia recordó que los solares ofrecidos se encuentran ubicados en el barrio de La Viña, la «zona cero» de los seísmos, en el barrio de San Cristóbal y en las pedanías de La Hoya y Pulgara. No obstante, el concejal afirmó ayer que, según sus noticias, el anterior Gobierno nunca llegó a encargarle «oficialmente» la construcción de las viviendas a Sepes, aunque este organismo ya está realizando las labores de levantamiento topográfico de esos terrenos pese a la falta de orden expresa del anterior Gobierno. «¿Cómo va a hacer algo Sepes si no se le encarga?», se preguntó Peñarrubia, al tiempo que apuntó que hasta que el actual Ejecutivo central no realice ese encargo «Sepes no podrá actuar» en la resolución de los trámites para construir las viviendas modulares «porque para eso hace falta dinero».
Cabe recordar que la renta, las cargas familiares y la situación de necesidad iban a primar entre los criterios para el realojo de familias damnificadas en esas 300 viviendas provisionales de construcción industrializada prometidas para la ciudad de Lorca.
Similares a los contenedores de los puertos, este tipo de casas requieren una tramitación de unos cuatro meses para las licencias y fabricación, así como dos meses más para ser montadas y terminadas. Y es que para un lote de cincuenta viviendas el coste de construcción previsto era de 2,4 millones de euros, ya que las casas, de entre 80 y 83 metros cuadrados, iban a costar a razón de 567 euros por metro cuadrado. También cabe señalar, que al margen de este coste están los gastos de urbanización de los terrenos, cimentación, movimiento de tierras, terminación y montaje.

Preparativos de Semana Santa
Por otra parte, la ciudad de Lorca ya está inmersa en los preparativos de su Semana Santa, una fiesta declarada de Interés Turístico Internacional. No obstante, tras la catástrofe sísmica, este año el Ayuntamiento de Lorca ha ordenado que la capilla de El Rosario, sede religiosa del Paso Blanco, tenga un acceso restringido, ya que los trabajos de restauración a que está siendo sometida la iglesia no concluirán antes de 2014.
Una situación que se sucede también en el resto de edificios religiosos del municipio, por lo que será el recinto ferial de Santa Quiteria el que acoja el 23 de marzo el pregón de Semana Santa de Lorca. De tal modo, será el párroco de la iglesia de la Purísima de Yecla, José Antonio Abellán, el que se encargue de pronunciar el pregón a propuesta del Paso Azul, una de las dos cofradías mayoritarias de la ciudad.