La Junta exige a Rajoy 674 millones por las «lesiones» financieras de Zapatero

Anuncia un recurso contencioso contra el Gobierno central por la liquidación del ejercicio de 2009

El consejero de Empleo, Manuel Recio, no tiene conocimiento de que haya «ningún problema» en el pago a prejubilados cuyas empresas se acogieron a expedientes de regulación de empleo (ERE).
El consejero de Empleo, Manuel Recio, no tiene conocimiento de que haya «ningún problema» en el pago a prejubilados cuyas empresas se acogieron a expedientes de regulación de empleo (ERE).

Sevilla- En junio de 2009 el presidente de la Junta, José Antonio Griñán, aseguró en una rueda de prensa en la Moncloa que Andalucía iba a ser la comunidad autónoma que recibiría «más inversión del Estado en los próximos años». «Así me lo ha dicho el presidente del Gobierno y así ha de ser», añadió el jefe del Ejecutivo andaluz tras reunirse con José Luis Rodríguez Zapatero.

Pero parece no conformarse con lo que el Estado invirtió ni siquiera ese año en la comunidad dado que la Consejería de Hacienda y Administración Pública de la Junta anunció ayer la presentación de un recurso contencioso-administrativo contra el Ejecutivo central, que ahora preside el popular Marian Rajoy, por la liquidación de 2009.

Un recurso «idéntico», según aseveró la consejera de Presidencia, Mar Moreno, al que ya interpuso el Gobierno autonómico al cierre del ejercicio 2008. La número dos del Ejecutivo regional explicó que la Junta reclama a Madrid una diferencia de ingresos, cuantificada en más de 674 millones de euros, causada por medidas que fueron impulsadas en su día por el equipo de Zapatero como los 400 euros de deducción en el IRPF o el«cheque bebé» de 2.500 a las familias por nacimiento. Decisiones que, según Moreno, han «lesionado» o han supuesto un «quebranto» de los ingresos de la comunidad y por las que ahora el Ejecutivo andaluz pide cuentas a Rajoy.

La supuesta merma para las arcas de la comunidad se asimilaría así los 674 millones de euros que el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, reclamó el pasado jueves para Galicia por «las medidas unilaterales» tomadas por el gabinete encabezado por el ya ex presidente socialista. Cifra que reduciría en más de un 40% la deuda que la región gallega tiene con el Estado, hasta los 926 millones. En Andalucía ayer no manejaron cantidades de disminución del débito pero sí se lanzó un rotundo mensaje: «Gobierne quien gobierne en España, Andalucía siempre va a recurrir y reclamar aquello que cree que le corresponde», proclamó Moreno. E insistió, en la rueda de prensa posterior a un inusual Consejo de Gobierno en viernes: «Lo hemos hecho por el año 2008, gobernando Rodríguez Zapatero, y lo vamos a seguir haciendo, como es natural, aunque ahora haya cambiado el Gobierno y gobierne el Partido Popular». Será este último quien deba hacer frente al recurso andaluz en torno a una gestión ajena, la del Ejecutivo socialista, y relativa a hace dos años. Si bien es cierto que Griñán ha repetido en numerosas ocasiones y en diversos foros que se enfrentaría al Gobierno central, siempre que creyera que los intereses de Andalucía se hubieran perjudicado.


Empleo niega problemas en el pago a los prejubilados
El consejero de Empleo, Manuel Recio, no tiene conocimiento de que haya «ningún problema» en el pago a prejubilados cuyas empresas se acogieron a expedientes de regulación de empleo (ERE). Así lo dijo ayer tras la reunión del Consejo de Gobierno, además de aseverar que la Junta «va pagando mes a mes lo que son sus obligaciones con carácter general con los prejubilados». Eso sí, eludió responder de forma directa si los prejubilados de Delphi o con pólizas en Apra Leven cobrarán la paga de diciembre.