Bono ve sombras de la Alemania nazi en Cataluña

Pere Navarro evita replicarle: «Yo no puedo responder por jubilados»

José Bono se topó con un mitin de Ciutadans en SItges
José Bono se topó con un mitin de Ciutadans en SItges

MATARÓ– Es difícil plantear una campaña con unas elecciones anticipadas, con el partido en plena reconversión y con todas las encuestas en contra. Pero aún lo es más cuando desde tu propio partido se empeñan en torpedear esa misma campaña día sí, día también. Las analogías, más o menos veladas, de la actualidad política catalana con la Alemania nazi causan furor en el PSOE. Si primero fue el ex presidente de Aragón, Marcelino Iglesias, ayer le tocó el turno al ex presidente socialista del Congreso, José Bono. «Cuando en Alemania empezó a ser sospechoso tener dos identidades, ser judío y ser alemán, la catástrofe se avecinaba y las cosas empezaron a ir mal», señaló.

Así que, una vez más, el candidato del PSC, Pere Navarro, tuvo que dejar de lado el discurso previsto para salir al paso de las declaraciones de sus colegas de partido. El candidato, apuntó con cierta sorna que «yo no puedo responder por los jubilados". Bono, no obstante, tras el revuelo levantado, matizó que no hacia referencia al independentismo: «No, por favor, me alegra que me haga esta pregunta no vaya a ser que algún tonto pretenda decir que he dicho eso».

La educación centró el mitin de Navarro en Mataró. El candidato leyó una carta que los prfesores de un instituto de Arenys de Munt enviaron a los padres de los alumnos. En la misiva relataban las penurias que pasan para dar clase en condiciones o para cubrir las bajas de los profesores. Por ello, Navarro criticó con dureza «la guerra de banderas de CiU y PP mientras los profesores no pueden dar una educación adecuada a los alumnos». «Hay que acabar con esta locura», sentenció.

«Llevan las banderas por delante, compiten por ver quien la tiene más grande y no miran a la gente a los ojos», dijo el socialista. «Queremos volver al ratio alumno/profesor de 2010». Consciente del dinero que eso supondría para las arcas públicas, el secretario general del PSC explicó que su planes educativos, como la reactivación económica, se financiaría, siguiendo la estela del presidente fracés, François Hollande, con la recuperación del impuesto de Sucesiones a las grandes fortunas o subiendo el IRPF hasta el 60 por ciento a aquellas personas que ingresen más de un millón de euros anuales.