La prima de riesgo sube a 485 puntos básicos al cierre

La prima de riesgo española -que mide el diferencial entre la rentabilidad del bono alemán y el nacional- ha terminado hoy la sesión en 485 puntos básicos, uno más que al cierre del viernes.

La rentabilidad de los bonos españoles ha repuntado una centésima, hasta el 6,28 %, sin verse afectada por la revisión al alza del déficit de 2011 presentada por el Gobierno el viernes después del cierre de los mercados.

A pesar de que el euro repuntaba hoy ligeramente, hasta acercarse a 1,28 dólares, la rentabilidad de la deuda alemana se mantenía en zona de mínimos, en el 1,43 %.

Los mercados de deuda pasaron por alto así las declaraciones del premio Nobel de Economía Paul Krugman, quien aseguró ayer a la prensa alemana que la salida de Grecia del euro es irremediable.

El equipo de analistas de Bankinter señala en su informe de hoy que en los próximos días "el entorno va a seguir muy complicado a menos que el Banco Central Europeo (BCE) decida intervenir".

De momento, esta intervención no se ve cercana, después de que el BCE haya confirmado que lleva diez semanas sin comprar deuda soberana.

Mientras tanto, en España hoy se ha conocido que las consultoras Roland Berger y Oliver Wyman serán las encargadas de evaluar los balances de la banca, con el objetivo de aportar transparencia y disipar las dudas sobre el sistema financiero.

El ministro de Economía, Luis de Guindos, ha insistido en que la banca española no necesita ayuda externa para sanearse, mientras que la agencia de medición de riesgos Fitch opina que esta evaluación desencadenará una oleada de reclasificaciones de créditos que hará repuntar los datos de morosidad.

De Guindos ha adelantado que el Gobierno prevé una contracción de la economía española del 0,3 % en el segundo trimestre, lo que supondrá profundizar en la recesión.

Los seguros que contratan los inversores para protegerse ante un posible impago de España repuntaron hoy hasta su máximo histórico y se colocaron como los séptimos más caros del mundo, solo por detrás de Argentina, Venezuela, Ucrania, Irlanda, Hungría y Croacia.

Los seguros de impago de deuda (credit default swap o CDS) relativos a los bonos a diez años de España para cubrir la posibilidad de impago de 10 millones de dólares costaban al cierre de hoy 524.850 millones de euros anuales.

La prima de riesgo italiana se ha contraído hoy ligeramente, hasta 436 puntos básicos, mientras que el riesgo país griego subía a 2.798 puntos; el portugués, a 1.096, y el irlandés, a 600.