MENÚ
viernes 23 agosto 2019
08:10
Actualizado

El Parlament aprueba la Ley de Estabilidad Presupuestaria para no repetir excesos

PP y CiU se unen para lograr el objetivo del déficit cero en 2018

  • PP y CiU se unen para lograr el objetivo del déficit cero en 2018

Tiempo de lectura 2 min.

10 de mayo de 2012. 23:35h

Comentada
11/5/2012

BARCELONA-  El Parlament de Cataluña proyectó ayer un mensaje de absoluta determinación en la lucha para sanear las arcas públicas fijando por ley un objetivo de déficit del 0,14 por ciento respecto al PIB en el año 2018. PP y CiU se unieron para establecer esta meta, que se anticipa incluso a los planes del Gobierno (déficit cero en 2020). La Ley de Estabilidad Presupuestaria –que se aprobó con 77 votos a favor y 51 en contra– es fruto del acuerdo que firmaron populares y nacionalistas para aprobar las cuentas de este año.

«Esta ley es un muro, una barrera en el futuro para aquellos gobiernos que en futuro quieran hacer de Montilla o de Zapatero, es decir, que quieran gastarse lo que tienen y lo que no tienen», resumió el diputado del PP, José Antonio Coto. Ciertamente es un freno para impedir excesos en el futuro, pero, sobre todo, es un mensaje a los mercados: Cataluña hace sus deberes.

La normativa no deja lugar a dudas sobre las obligaciones de la Generalitat para equilibrar sus números, aunque establece «casos excepcionales» que facultarían el défici, tales como catástrofes naturales y recesiones económicas.

Lo que está por ver es si, realmente, el Gobierno de Cataluña puede cumplir con estos objetivos de déficit, ya que, hasta ahora, no ha sido así. El ejercicio de 2011 se cerró con un desequilibrio del 3,72 por ciento sobre el PIB, el objetivo de este año es del 1,3 por ciento y el de 2013 es el 1,1 por ciento.

El PSC rechazó la normativa por «insensata». «Con esta ley tendremos que escoger entre dos cosas: o asifixiar todavía más económicamente y socialmente a este país o, directamente, incumplir esta ley y, por tanto, es una señal de poco rigor», afirmó la diputada del PSC Rocío Martínez-Sampere.

La representante de CiU, Maria Senserrich, defendió la ley porque «la estabilidad es necesaria», porque es positivo dar «un mensaje de compromiso» y también porque es un ejercicio de «autonomía financiera». Precisamente este último argumento desató las críticas de Ciutadans, ya que, según Jordi Cañas, es una ley «innecesaria». «Hay una cosa que es el principio de jerarquía normativa, que dice que una ley orgánica está por encima de, en este caso, este proyecto de ley», afirmó en alusión Ley de Estabilidad Presupuestaria y Sostenibilidad Financiera del Gobierno.

blece que «antes del 31 de julio, el Govern tendrá que presentar al Parlament el límite máximo del gasto financiero».

 

Últimas noticias