Una normativa «talibana» que hará perder 140000 empleos

El sector de la hostelería se considera, como ha repetido en innumerables ocasiones en los últimos meses, el gran damnificado de la próxima Ley Antitabaco. Y ayer no perdieron la oportunidad de decirlo una vez más, más alto si cabe. De «talibana» calificó la nueva normativa Ramón Estalella, el representante de la Asociación de Hoteles y Apartamentos.

Los hosteleros dicen que se perderán 140.000 empleos
Los hosteleros dicen que se perderán 140.000 empleos

Junto a él, los portavoces de las cadenas de restauración, de los locales de ocio nocturno y de Cepyme, además del presidente de la Federación de Hostelería y Restauración (FEHR), hicieron un llamamiento conjunto a los grupos parlamentarios para que escuchen in extremis sus reivindicaciones. De lo contrario, se estará «clavando un puñal en la espina dorsal de la recuperación económica», el turismo, tal y como lo describió Dionisio Lara, el representante de los empresarios de la noche. En cifras, este «puñal» se traduciría en unas pérdidas del 10 por ciento, añadidas a las provocadas por la crisis en los últimos tres años, que el portavoz de patronal de las pequeñas empresas, Jesús Terciado, cuantificó entre un 14 y un 20 por ciento.

Si se habla de empleos, serían 140.000 los destruidos (correspondientes al 10 por ciento de los 1,4 millones actuales). En el sector del ocio nocturno, Lara aseguró que las pérdidas ya son del 30 por ciento y, con la entrada en vigor de la norma, alcanzarán el 40, lo que hará de éste «el sector más perjudicado, porque en él se da más el fumador social, de fin de semana». Además, los representantes de los hosteleros ofrecieron ayer otros datos que y no por repetidos han sido escuchados por la mayor parte de los grupos políticos: sólo tres países europeos mantienen la prohibición total de fumar: Irlanda, Gran Bretaña y Chipre. De ellos el primero fue Irlanda, donde se ha cerrado, en cuatro años, uno de cada cuatro bares. El resto de los países tiene excepciones como la que ellos proponen: habitáculos compartimentados y sin servicio, para salvaguardar los derechos de los empleados y de los no fumadores y, a la vez, garantizar que el cliente que quiera encender un cigarrillo pueda hacerlo.

Movilizaciones

Ante este negro panorama, los hosteleros, sin embargo, no se rinden. En su rueda de prensa de ayer aseguraron que CiU les ha prometido «personalmente» que apoyará la propuesta de los habitáculos, defendida por el PP. De no ser así, seguirán «dando batalla» en el Senado.

¿Y qué ocurrirá si estas estrategias fallan? El presidente de FEHR, José María Rubio, no quiso anunciar ninguna medida, pero no descartó futuras movilizaciones: «Somos un sector serio. Nuestros planteamientos se harán a partir de hechos. Pero si nos movilizamos, lo haremos convencidos de que lo que defendemos es justo».