El automóvil prevé atravesar hasta junio el peor semestre de la historia

Desde el pasado mes de julio más de 1.000 trabajadores del sector en la Comunitat han perdido su empleo.

Durante el primer semestre de este año continuará habiendo cierre de concesionarios
Durante el primer semestre de este año continuará habiendo cierre de concesionarios

Valencia- Las cosas van de mal en peor para el sector del automóvil. Si en 2010, una vez finalizaron las ayudas del Plan 2000E, empezaron a caer las ventas en picado, la entrada en el nuevo año no ha mejorado las cosas. Las ventas no han parado de caer y, de hecho, el sector prevé que éste sea el semestre más duro en su historia.
Pero como no hay mal que cien años dure, ni concesionario que lo aguante, a partir del mes de julio las cosas empezarán a cambiar. Al menos así lo espera el representante de la Federación de Asociaciones de Concesionarios de la Automoción (Faconauto), Manuel Palma, quien explicó ayer que en la segunda parte del año empezarán a repuntar las ventas por una simple cuestión: tanto las empresas como los particulares llevan alargando la vida de sus vehículos desde que empezó la crisis, pero llegará un momento en el que lo tendrán que cambiar por necesidad.
Además, señaló Palma, el segundo semestre del año pasado fue tan malo, que por poco que se venda en la segunda parte de este año, al comparar se comprobará un aumento.
Más barato que con ayudas
El representante de Faconauto aseguró que en estos momentos se están vendiendo los coches, en muchos coses, por debajo del precio de coste, es decir, a pérdidas, ya que los concesionarios prefieren perder dinero a mantener el excedente de vehículos, con el gasto que ello comporta.
Los precios son tan bajos que resulta más económico comprar ahora un automóvil que cuando estaban vigentes las ayudas del Plan 2000E.
En cuanto a la situación de los concesionarios, Palma aseguró que ésta es crítica. Desde el pasado mes de julio más de 1.000 trabajadores del sector automovilístico han perdido sus empleos y la sangría de concesionarios que cierran sus puertas es constante.
Esta situación se va a prolongar durante la mitad del presente año, explicó Palma.
Por lo que respecta a las ayudas del Plan 2000E, el representante del sector aseveró que tienen muy claro que éstas se han acabado y no se van a volver a proporcionar. En la Comunitat, la Generalitat valenciana destinó 27 millones de euros a estas subvenciones, con la venta de más de 40.000 vehículos. Ahora, el sector se enfrenta al reto de carear la crisis sin el «colchón» de estas subvenciones.