Castells testifica hoy por avalar la operación del Hotel del Palau

Montilla defiende al consejero, que firmó el convenio sin el informe jurídico 

El consejero Antoni Castells
El consejero Antoni Castells

A las diez de la mañana está citado en el juzgado de Instrucción nº 10 de Barcelona el consejero de Economía de la Generalitat, Antoni Castells, para declarar como testigo por el Hotel del Palau, la operación urbanística por la que la magistrada Míriam de Rosa envió el pasado jueves a la cárcel al ex presidente de la institución cultural, Fèlix Millet, y su brazo derecho, Jordi Montull, por tráfico de influencias y apropiación indebida. La Fiscalía sostiene que Millet y Montull se aprovecharon de sus «relaciones personales» con Castells para conseguir un convenio que les iba a reportar unos beneficios de 3,6 millones de euros. Los saqueadores confesos del Palau necesitaban que Economía facilitara la permuta urbanística necesaria para la construcción del hotel y también que recalificara las fincas implicadas en la operación. En marzo de 2006, Castells firmó el convenio para que las fincas anexas al Palau cedidas de forma gratuita por el Instituto de las Escuelas Cristianas adquirieran un uso residencial, mientras que un edificio de la Generalitat también implicado en la operación –situado en la calle Ciutat– pasaba a ser de equipamentos. Según la querella, Castells firmó el convenio sin el informe jurídico preceptivo para valorar la necesidad y utilidad de la operación, dejando además en manos de Millet la indemnización que correspondería a la Generalitat por la «pérdida de valor» que podía acarrear la operación a la administración catalana. El ex presidente del Palau fijó la indemnización en 5,5 millones a cargo del promotor del hotel (Olivia Hotels), que a su vez dio 900.000 euros a Millet por la operación. Además, la Fiscalía sostiene que Millet fraguó otro acuerdo con el Ayuntamiento de Barcelona y la Generalitat para la modificación del plan urbanístico necesario para construir el polémico hotel.El presidente de la Generalitat, José Montilla, defendió ayer la correcta gestión de las administraciones y particularmente la «honorable actuación» de Castells en la operación. Montilla defendió que la «intención» tanto de la Generalitat como del Ayuntamiento se hizo siempre «pensando en el bien de la institución (el Palau) y de la ciudad, no de sus gestores, que después han resultado ser unos estafadores».Hoy también declarará la directora general de Patrimonio, Immaculada Turu, y mañana comienzan a testificar cargos municipales –el ex primer teniente de alcalde Xavier Casas y el gerente de Urbanismo, Ramón Massager–.Y el promotor, al ParlamentLa comisión de investigación parlamentaria llama hoy a Manuel Valderrama, propietario de la compañía que iba a explotar el Hotel del Palau, Olivia Hotels. Valderrama era quien debía indemnizar a la Generalitat por la inclusión de una finca propiedad de la administración autonómica.No se sabe si aportará mucha luz, pero en cualquier caso el tripartito de momento ha bloqueado la comisión para que sólo investigue si Convergència se financió de forma irregular con dinero del Palau. CDC pidió ayer nuevamente que la comisión se amplíe a todo el caso.