Las políticas sociales y el empleo serán la base de la intervención de Valcárcel

El presidente confirmará que no habrá nuevos ajustes después del plan aprobado

El presidente de la Comunidad Autónoma, Ramón Luis Valcárcel, durante una intervención en la Asamblea
El presidente de la Comunidad Autónoma, Ramón Luis Valcárcel, durante una intervención en la Asamblea

Murcia- El presidente de la Comunidad Autónoma, Ramón Luis Valcárcel, asiste hoy a su quinto debate de investidura después de los aplastantes resultados que obtuvo en la cita con las urnas del 22 de mayo. Los populares gozarán en la próxima legislatura de 33 diputados dentro de la Asamblea en detrimento del PSRM que vio con incredulidad como perdía cuatro escaños que iban a engrosar las listas de la formación de Valcárcel. En esta ocasión, el presidente sabe fehacientemente que cuenta con un respaldo ciudadano histórico, pero también es sabedor, como ha recalcado en reiteradas ocasiones en las últimas semanas, que la consecuencia de lo ocurrido en los comicios es una responsabilidad mayor si cabe a la que ha tenido que hacer frente en los 16 años que lleva mandando y consensuando como primer espada del Gobierno regional.
Posiblemente por ello, el discurso que pronunciará hoy en su comparecencia en la Asamblea Regional se encontrará pivotado en torno a dos ejes fundamentales como son la apuesta decidida y sin fisuras por las políticas sociales y las medidas que redunden en la creación de nuevos puestos de trabajo. A casi nadie se le escapa que la tesitura de índole económica y financiera por la que está atravesando el país se encontrará presente en el discurso del presidente regional. Durante la campaña electoral previa a la jornada del 22-M repitió que todos sus esfuerzos se centrarían en el diseño de políticas que permitan crear empleo. En base a esto, hoy desgranará esa metodología para comenzar la construcción de la mejora económica de la Región, porque de ella depende en gran medida que el impulso que pretende imprimir al empleo deje de ser un anhelo para convertirse en una realidad.
Por otra parte, Valcárcel siempre ha repetido que el dato de que las políticas sociales sean a las que más cantidad de los presupuestos autonómicos se destinan no obedece al campo de la casualidad, por lo que dejará constancia de su compromiso de mantener una sanidad y educación de calidad para todos los murcianos, aunque éstos no existan para el Gobierno actual de la Nación como ha denunciado el presidente regional en multitud de ocasiones a cuenta de los 450.000 habitantes de la Comunidad y que Zapatero se niega de forma sistemática a reconocer. Por esto, también abogará porque la Región logre una financiación más justa como la que han gozado en otros territorios como Andalucía, Cataluña, Baleares y Aragón. Además, apostará por defender la reducción del gasto, pero en base al plan de reequilibrio ya diseñado y aprobado por el Consejo de Política Fiscal y Financiera. Asimismo, defenderá la idoneidad de recuperar una política hídrica basada en los trasvases, muy al hilo de lo defendido por su homólogo de la Comunidad Valenciana, Francisco Camps, durante su debate de investidura. Todo ello, compartirá protagonismo con el repaso por los proyectos de futuro que albergará la Región y para los que se trabaja en captar inversores que se muestren proclives a participar en negocios que en la actualidad y el futuro la Comunidad puede ofrecer con total seguridad.


Para rehabilitar Lorca no existirán cortapisas económicas
- La presente legislatura tendrá que estar inexorablemente marcada por la contención del gasto y la racionalización de cada inversión para que ésta resulte provechosa y no se desperdicie ni un euro. El presidente Valcárcel es plenamente consciente de que el malgasto es un lujo asiático que en la actualidad es inconcebible para un gobierno serio y que se encuentra concienciado con los problemas que se encuentre a pie de calle. Aún así, esta postura no conllevará que la solidaridad que han marcado las actuaciones de la Comunidad para recuperar la ciudad de Lorca después de los terremotos del pasado 11 de mayo vaya a verse mermada. Valcárcel tiene muy claro que Lorca necesita cualquier tipo esfuerzo y que las limitaciones económicas no son algo que se pueda contemplar. Es por esto, que el presidente autonómico no es partidario de establecer un techo de gasto regional que pueda menoscabar la ayuda económica por Lorca, algo que no podría consentir.