Las dos vidas de Joseba

Las dos vidas de Joseba

«Él siempre diferenciaba entre dos mundos: su obra y el otro». El otro era una incógnita. Jon Kortázar, profesor de literatura vasca en la Universidad del País Vasco, conoció al etarra Joseba Sarrionandia en la Universidad privada de Deusto, donde se licenció en Filología Vasca. Tras la etapa estudiantil fundaron, junto a otros jóvenes escritores, el grupo literario de la década de los 80 de la década de los 80 que más influyó en el País Vasco: la banda Pott.

Kortázar lo recuerda como una persona «muy introvertida», que en las cenas de los miembros del grupo solía hablar de sus aspiraciones antológicas y de su pretensión de enseñar lengua vasca (lo consiguió más tarde en la Universidad de la UNED), pero sobre sus ideas independentistas, posiblemente «el otro mundo», nada. «Eraun lector voraz, con muchísimas influencias literarias». Al hablar su puesta en escena, lejos de ser un anecdotario, era escueta y precisa. «Por lo general estaba callado».

Kortázar cuenta que, tanto él como Jon Juaristi, miembro del grupo e integrante de ETA en su juventud, se enteraron de su pertenencia a la banda terrorista cuando lo encarcelaron. «Fue una completa sorpresa para nosotros», informa. A la vez que lo metían entre rejas, Sarrionandia ganó tres premios literarios. Lo que corrobora la doble vida del etarra escritor, que ha seguido escribiendo en el exilio. «Como dice Juaristi, ¿dónde estará y cómo será ahora?».

Una manera de seguirle la pista ha sido precisamente a través de sus escritos. Kortázar describe su obra literaria y poética como «una tensión entre dos mundos, el posible y el imposible», en la que hay referencias metafóricas a la independencia del País Vasco, raramente de un modo directo. «Sí se percibe una tendencia alegórica y una raíz utópica de cambiar el mundo».