Una droga al alcance de cualquiera

Lo que provocó la muerte a Alberto del Olmo y a Pablo Echegoyen fue –según las primeras investigaciones– el estramonio, una planta altamente tóxica que provoca fuertes efectos alucinógenos. No es una sustancia de uso común, ya que no la conoce mucha gente.

 
 

De hecho, la última intoxicación por estramonio que salió a la luz fue en junio de 2004, cuando cinco jóvenes que estaban de marcha por Valencia bebieron «un líquido de brujas» que les ofreció un ciudadano danés. En aquella ocasión, los cinco valencianos consiguieron llegar a tiempo al hospital y se salvaron de sus letales efectos.

Fuentes del Plan Nacional de Drogas del Ministerio de Sanidad, informaron a LA RAZÓN de que el estramonio es una planta frecuente en distintos países, entre ellos España. Su comercialización para consumo no está legalizada, ya que, «en principio, no está considerada una planta de consumo tradicional o medicinal, si bien determinadas dosis podrían utilizarse bajo estricto criterio médico». En cualquier caso, no es una sustancia que sea habitualmente trabajada desde el Plan Nacional sobre Drogas, «porque se trata de una planta y no de una droga de síntesis y no se suele usar por los efectos nocivos que puede producir para la salud». Por este motivo, las semillas de estramonio no se venden ni en herbolarios ni en viveros.

A golpe de «click»

Sin embargo, encontrarlo en internet es realmente fácil. A pesar de que su ingesta puede ser mortal, con escribir en un buscador «dónde comprar estramonio» se obtienen cientos de resultados en la red. Muchísimas páginas web contienen foros en los que los usuarios preguntan de qué forma pueden conseguir las semillas de esta planta. La mayoría de las respuestas son de vendedores que publican su e-mail y las proporcionan a un precio muy bajo: mil semillas por cuatro euros.

Y eso no es todo. Además de la libre compraventa de estramonio, estas webs revelan cómo prepararlo para consumirlo. Los «entendidos» dan varias opciones. Desde hacer una infusión con las semillas o las flores a destilarlas en alcohol, dejarlas macerar en aceite para luego untarlas en la piel, mezclarlas con yogurt o ingerirlas directamente. Unos comentarios «culinarios» que suelen ir intercalados con otros que avisan de la peligrosidad de esta planta por los efectos que ha tenido en personas de su entorno, como alucinaciones, pérdida de memoria, incluso el coma.

Pero internet no es la única forma de conseguir este veneno. La planta del estramonio es un vegetal que crece de forma silvestre en España. Cualquiera que entienda un poco de flores será capaz de reconocerla entre las demás. La datura stramonium es un matorral que alcanza alturas de 1,5 metros.

En el campo o en una maceta

El tallo y las ramas son redondos, lisos y verdes y tiene una vistosa flor que sale en verano y comienzos de otoño. De su fruto se dice que mata a los ratones, por lo que hay quien la utiliza de pesticida. Pero quien busca en ella efectos alucinógenos sólo tiene que hacerse con una semilla y plantarla en una maceta.